Casa Real ha hecho público en su página web el estado de liquidación del presupuesto a fecha 31 de marzo de 2020. En estas cuentas lo que más llama la atención es lo que tiene como protagonista al rey Juan Carlos. Hay que recordar que a mediados del mes de marzo el rey Felipe tomó la decisión de renunciar a la herencia de su padre y de retirarle su asignación. Y esa retirada de sueldo se refleja en el documento que se ha publicado hoy, en el que se dan las cifras de cómo influye económicamente en el presupuesto de Casa Real.

Artículo relacionado

Uno de los datos que se extrae de las cuentas publicadas es que el rey emérito, en el ejercicio presupuestario de este año, percibió hasta mediados de marzo unos 40.000 euros. Esta es la cantidad proporcional que le corresponde en los dos primeros meses y medio de 2020 si se tienen en cuenta las cifras anuales. Una cifra anual que no va a completar por la decisión que tomó su hijo.

Rey Felipe Rey Juan Carlos

Así se informa en este documento, donde escriben que “esta decisión implica, en términos presupuestarios, un decremento de las cantidades a satisfacer por este concepto de 161.036,34euros sobre el importe anual previsto”. Es decir, desde mediados de marzo y hasta finales de año don Juan Carlos tendría que recibir esta cantidad, algo que no va a suceder teniendo en cuenta la determinación del actual monarca.

En el documento también se informa sobre a qué van a destinar este dinero que ahora ya no recibirá el padre de Felipe VI. A partir de ahora va a ir a parar al “Fondo de Contingencia destinado a hacer frente a necesidades de carácter no discrecional y no previstas en el momento inicial que se van presentando a lo largo del año”.