La recta final del año está siendo de lo más intensa para la reina Sofía. A diferencia de años atrás en los que se ocultaba tras un perfil bajo, ahora no hay semana en la que la madre de Felipe VI no ocupe su lugar en diferentes actos como miembro de peso de la familia real. Tras despedirse la semana pasada en Ibiza, la monarca ha vuelto a Madrid para mostrar su apoyo a las víctimas del terrorismo.

Mientras don Felipe y doña Letizia recibían en audiencia a Garbiñe Muguruza, la reina emérita se trasladaba al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía para presidir el acto conmemorativo del 40 aniversario de la fundación de la Asociación Víctimas del Terrorismo, una cita muy emotiva para la que la abuela de Leonor y Sofía ha exhibido su faceta más formal ya que la ocasión lo merecía.

Artículo recomendado

La reina Letizia más sobria y con "corbata", se rinde a los triunfos de Garbiñe Muguruza

Felipe, Garbiñe y Letizia
Reina Sofía

La reina Sofía sigue con su agitada agenda de trabajo

Gtres

Doña Sofía ha apostado por un elegante dos piezas azul marino en clave working, muy al estilo de la reina Letizia. La mujer de Juan Carlos I ha conjuntando una blazer de raya diplomática con unos originales detalles de pedrería en la zona de la solapa con un sencillo pantalón de corte recto a juego y blusa de color blanco. Como complementos, un pañuelo estampado para cubrirse del frío y bolso con larga asa de piel.

Esta es la única aparición que la reina emérita tiene prevista para esta semana, quien está volcada en sus compromisos institucionales con la corona y todo lo que ello conlleva. A punto de estrenar el mes de diciembre, se desconocen los planes que doña Sofía tiene previstos para las fiestas de Navidad aunque no cabe duda que hará hasta lo imposible por reunirse con sus hijos y todos sus nietos.