Pertenecer a una Casa Real puede parecer un privilegio aunque también puede ser una penitencia. Y sino que se lo digan a Federico de Dinamarca cuando estuvo a punto de dejarlo todo tras verse sobrepasado por la presión que le suponía ser el príncipe heredero. 

La exposición mediática de Leonor y Sofía ha preocupado mucho a la reina Letizia (51 años). Consciente del poder de los medios, desde su nacimiento, los entonces príncipes de Asturias, advirtieron que harían lo posible porque sus hijas disfrutaran de una infancia lo más normal posible, y así fue. Las apariciones públicas de las pequeñas fueron muy limitadas durante su infancia, hasta tal punto de que se convirtieron en unas completas desconocidas para todos. 

Con el paso del tiempo las cosas han cambiado. La mayoría de edad de la princesa Leonor traía consigo un paso al frente en su carrera institucional, pero no solo eso. Cada vez es más habitual que trasciendan sus planes de ocio lejos de la seguridad de palacio. Sin embargo, hay un detalle que los reyes han conseguido mantener en secreto: la vida académica de sus hijas. ¿Con qué objetivo?

Artículo recomendado

Las claves del sorprendente cambio de look de la reina Letizia tendencia en mujeres +50

Letizia

La vida privada de Leonor y Sofía: el objetivo de los reyes

Leonor y Sofía son conocidas dentro y fuera de nuestras fronteras, de ahí que cada vez sea más complicado mantenerlas "a salvo" de miradas indiscretas en un mundo en el que puede haber decenas de teléfonos móviles apuntándote en segundos para inmortalizar cualquier momento privado. 

Don Felipe lo ha repetido en varios de sus discursos, tanto él como la Reina están "profundamente orgullosos" de la madurez de sus dos hijas y los buenos resultados académicos que han obtenido primero durante sus años en el Colegio Santa María de los Rosales, en el UWC Atlantic College de Gales y, en el caso de Leonor, en la Academia Militar de Zaragoza. 

Hasta ahora, los reyes han conseguido que las jóvenes hagan frente a sus obligaciones académicas como dos chicas más, sin el peso de ser 'hijas de reyes'. Y para contentar a la prensa y no provocar situaciones incómodas se pactan una serie de imágenes que reflejen como es el día a día de Leonor y Sofía, como las del pasado mes de enero de Leonor esquiando en la Estación de Astún (Huesca). 

Leonor y Sofía
GTRES

Sin embargo, si hay una pared que los paparazzis no han conseguido saltarse son las del castillo del UWC Atlantic College de Gales. Poco o nada sabemos de la vida de la infanta Sofía en Reino Unido además de lo que la propia escuela publica en redes sociales. Una información muy medida e imágenes en las que no hay ni rastro de la hija pequeña de los reyes. La Casa Real distribuyó unas fotos de su primer día y fin. No habrá más hasta el día de su graduación en mayo de 2025.

Las notas de Leonor y Sofía, una incógnita difícil de resolver

Otro de los logros de don Felipe y doña Letizia en lo que respecta a su papel como padres es que jamás hayan trascendido las notas de Leonor y Sofía. A lo largo de los años se publicó que la princesa de Asturias era una apasionada de las asignaturas de ciencias, mientras que la infanta se decantaba por las de letras, como la Reina. También se dijo que la hija pequeña de los reyes era una gran deportista mientras que a su hermana se le hacían más cuesta arriba.

Verdad o no, la única referencia que tenemos sobre su evolución académica es que desde Casa Real se quiso dejar claro que su acceso al prestigioso UWC Atlantic College se había dado de manera ordinaria a través de un proceso de selección muy exigente y completamente anónimo. Con esto, entendemos que a diferencia de su primo Froilán, Leonor y Sofía son muy buenas estudiantes y ambas comenzarán una formación universitaria a través de la cual conoceremos mucho más sobre ellas.