Tras la gira que ya les ha llevado por diferentes ciudades españolas, los Reyes de España han acudido este lunes a un acto al que le tienen especialmente cariño, la entrega de los Premios Mariano de Cavia, Luca de Tena y Mingote. Don Felipe y doña Letizia han presidido el acto, en el que la reina conecta con su profesión como periodista, y lo han hecho flamantes. Especialmente doña Letizia que ha recuperado uno de sus vestidos más aclamados para una cita en la que brilla siempre.

Artículo relacionado

Para la ocasión, la reina ha vuelto a enfundarse en su vestido de color rojo firmado por Roberto Torretta que le hemos visto en más de una ocasión. La última vez, curiosamente, en otros premios relacionados con la comunicación y el periodismo: en el 30 aniversario del periódico 'El Mundo' el pasado mes de octubre.

Reina Letizia en los Premios Mariano de Cavia, Luca de Tena y Mingote
Gtres

Este vestido, con el que siempre recibe las mejores críticas, ha pasado a ser sin duda uno de los iconos de su nutrido guardarropa, y especialmente entre su amplia selección de vestidos rojos, su color fetiche junto al blanco. Este diseño de pasarela encaja a la perfección con los gustos de la reina y realza sus puntos fuertes gracias al largo midi entallado y el siempre favorecedor escote palabra de honor asimétrico que deja sus esculpidos hombros al aire.

La esposa de Felipe VI ha completado su look para esta elegante cena con complementos de lujo en color negro: un bolso de Bottega Veneta y salones de Manolo Blahnik. En cuanto a su look de belleza ha maquillado sus ojos con tonos cálidos y ha dejado su melena suelta y completamente lisa, uno de los peinados que más le favorecen.

Los Reyes en los Premios Mariano de Cavia
Gtres

Los reyes finalizarán el tour oficial por España el próximo 30 de julio en Asturias, fecha en la que Felipe y Letizia harán las maletas para comenzar sus vacaciones en Palma de Mallorca. Eso sí, dada la situación actual no se esperan numerosas apariciones públicas como hicieron el año pasado y es que su estancia en la isla balear será de lo más discreta.