Este 20 de noviembre el palacio de Buckhingham está de celebración. Entre tanta polémica que rodea a la familia, la reina Isabel II y su marido, el duque de Edimburgo han celebrado hoy 72 años como marido y mujer. Muy pocas personas pueden presumir de disfrutar de un matrimonio tan longevo y es que fuentes cercanas a la reina todavía hoy afirman que lo suyo fue un amor a primera vista.

Una jovencísima Isabel, por aquel entonces princesa, vio por primera vez a su futuro marido mientras visitaba la Academia Naval británica donde él estaba entrenando. En ese instante, según su prima Lady Pamela: “nunca pensó en nadie más”. Pero tuvo que esperar a que Felipe regresase de la Segunda Guerra Mundial ocho años después, para formalizar su noviazgo que terminó con el anuncio de su compromiso en julio de 1947.

Artículo relacionado

Isabel II boda

La Abadía de Westminster fue el escenario que vio como la pareja se unía en matrimonio, una imagen con la que los duques de Cambridge han querido felicitar el aniversario de la veterana pareja: ". Ella, con un vestido de seda confeccionado con cristales y más de 10.000 perlas no podía ocultar su felicidad. Él, mucho más comedido, sujetaba con cariño la mano de su recién estrenada esposa. Después, esa felicidad se multiplicó por cuatro con la llegada de sus hijos: Carlos, Ana, Andrés y Eduardo.

A lo largo de estos más de 70 años de matrimonio siempre se ha visto al duque de Edimburgo velando por el bienestar de su mujer siempre desde un segundo plano. Pero desde que anunciase en 2017 su retirada de la vida pública, sus apariciones han sido escasas.

A sus 93 años, la monarca sigue entregada a sus obligaciones institucionales y no entra en su cabeza la idea de abdicar en favor de su hijo Carlos o como se comenta desde hace años, en favor de su nieto Guillermo. Sea como fuere, estamos seguros de que su salud de hierro le llevará a celebrarlo como la cifra lo merece.