Fue el pasado mes de diciembre cuando desde el Palacio Real de Bután se confirmaba la buena nueva: los reyes Jigme Khesar Wangchuck y Jetsun Pema serían padres por segunda vez en primavera, una noticia que suponía una enorme alegría para todo el país.

Artículo relacionado

Dos meses y medio más tarde, los monarcas presentan su primer retrato familiar desde que confirmasen que estaban esperando su segundo hijo. Jigme Khesar Wangchuck y Jetsun Pema han posado acompañados del pequeño Jigme -el príncipe Gyalsey-, quien suele robarles todo el protagonismo cuando acude con ellos a diferentes actos oficiales. Sin embargo, en esta ocasión todos los focos apuntan a la reina, ya que es la primera vez que se deja ver embarazada de su segundo bebé.

Reyes de Bután
Instagram His Majesty King Jigme Khesar

En esta ocasión, las fotografías se han tomado en un salón con la vestimenta tradicional que acostumbra a lucir, mientras el príncipe dragón se abraza a la pierna de su padre, el rey Jigme Khesar Wangchuk, lanzando una mirada pizpireta a la cámara. Por su parte, Jetsun Pema aparece con las manos rodeando su tripita, cuyas curvas premamá quedan perfectamente disimuladas gracias a la chaqueta dorada que lleva sobre una falda larga. La imagen, que se ha compartido a través de las diferentes redes sociales, se ha colmado de felicitaciones y corazones que desean lo mejor para esta nueva etapa que se avecina en el Palacio Real.

En este pequeño país del Himalaya el principal indicador de desarrollo del país es la Felicidad Nacional Bruta y, al menos en el Palacio Kingkana, la residencia oficial de la Familia Real, los índices probablemente se hayan disparado en estos meses de feliz espera. Se trata del segundo niño, fruto de una historia de amor que se hizo real el 13 de octubre de 2011 con una romántica boda a la que asistieron unos 1500 invitados. Cinco años más tarde daban la bienvenida a su primer hijo.

Reyes de Bután
kingjigmekhesar

A pesar de que la poligamia es legal en Bután, el rey ha renunciado a tener varias esposas demostrando su amor por su mujer y brindando un barniz de modernidad a la monarquía butanesa, una decisión que ha sido muy bien acogida en todo el país y, por supuesto, en el extranjero.

A sus 29 años, la reina Jetsun Pema cuenta con gran popularidad entre los ciudadanos de Bután. La joven tiene formación universitaria y ha estudiado en India y en Reino Unido, además de ser una gran aficionada a la pintura y al baloncesto. "Es un ser humano maravilloso, inteligente. Compartimos una gran cosa en común: el amor y la pasión por el arte", declaraba su esposo al contraer matrimonio con ella. Unas palabras que muestran el amor recíproco entre ambos.