La visita del rey Juan Carlos a Sanxenxo ha despertado una enorme expectación. Si Casa Real quería gestionar este regreso con algo de discreción y normalidad, desde luego, no lo ha conseguido. La llegada del rey emérito a una de sus ciudades favoritas y más queridas se ha convertido en el centro de la actualidad. El emérito aterrizaba pasadas las seis de la tarde de este jueves y allí era recibido por una pequeña comitiva encabezada por su hija, la infanta Elena. Desgranamos quién es quién en el círculo que arropa al ex Jefe de Estado.

Artículo recomendado

La infanta Elena arropa al rey Juan Carlos a pie de pista en su vuelta a España

La infanta Elena arropa al rey Juan Carlos a pie de pista en su vuelta a España

El regreso del rey Juan Carlos después de dos años residiendo en Abu Dabi ha despertado todo tipo de reacciones. Casa Real confirmaba la visita del emérito y anunciaba que antes de su regreso se reuniría, de forma algo fugaz, con su hijo y con su todavía mujer, la reina Sofía, en Madrid. Una reunión que trata de poner una pátina de normalidad a una situación que dista mucho de ser corriente.

El emérito, eso sí, no estará solo durante estos días. A su llegada a Vigo, le esperaba un grupo muy reducido de íntimos entre los que destacaba su hija, la infanta Elena. Siempre al lado de su padre, se despejaba la agenda para poder acompañarla a lo largo de estos días. También, claro, Pedro Campos. Amigo muy cercano el rey emérito y compañero regatista, es su casa la que acoge al ex jefe de estado a modo de hogar improvisado. Campos era el encargado de recogerle a su llegada a España para trasladarle hasta Sanxenxo.

Rey Juan Carlos

Pedro Campos, a su llegada al aeropuerto para recoger al rey Juan Carlos

Gtres

A su lado, llamaba la atención la presencia de una mujer rubia. Se trata de Cristina Franze, esposa de Pedro Campos. Impresionada por la repercusión, no dudaba en sacar su teléfono móvil durante la llegada a la ciudad para grabar a todos los medios que esperaban al rey emérito en Sanxenxo. Situada en el asiento trasero del vehículo, justo detrás del rey emérito, era la suya la imagen que quedaba para la posteridad en esta primera visita de Juan Carlos a España.

Rey Juan Carlos

Pedro Campos y su mujer, Cristina, junto al rey Juan Carlos

Gtres