No fue una fiesta, sino dos pero, sin embargo, parece que todo ha quedado en un mal entendido. El pasado fin de semana, el príncipe Joaquín de Bélgica, hijo de la princesa Astrid y el archiduque Lorenzo de Austria Este, y sobrino de los reyes Felipe y Matilde, se convertía en protagonista de los medios de comunicación nacionales y extranjeros después de que la Junta de Andalucía realizara un informe en el que aseguraba que había dado positivo por coronavirus tras asistir a una fiesta en Córdoba junto a otras 26 personas.

Artículo relacionado

Su abogado, Mariano Aguayo Fernández de Córdova, negó desde el primer momento esta versión alegando que 26 habían sido las personas con las que el joven royal había tenido contacto durante los días que pasó en España antes de hacerse la prueba del covid-19, unas declaraciones con las que la Polícia Nacional ha concluido el caso en un informe al que ha tenido acceso ABC y en el que, efectivamente, se indica que así fue: no hubo una fiesta con tanta gente, sino dos eventos distintos.

Joaquín de Bélgica y su hermana Laura
Gtres

Con el objetivo de darle una sorpresa a su novia, la cordobesa Victoria Ortiz, con motivo de su 30º cumpleaños, el príncipe viajó a España el domingo 24 de mayo, un trayecto que se desconoce cómo pudo realizar dada la situación de confinamiento en España, y que apunta a los privilegios de contar con un pasaporte diplomático. Desde Madrid, Joaquín de Bélgica se subió a un AVE con destino a Córdoba.

El día 25, fecha del cumpleaños de la joven la familia celebró una reunión en una finca en Hornachuelos a la que, según indica la Policía Nacional, asistieron doce personas. El día siguiente se realizaba otra fiesta, a la que acudieron 15 personas, por lo que en ningún momento se incumplieron las normas de la fase 2 -en la que se encontraba Córdoba- que prohíben las congregaciones de más de 15 personas.

Aún así, el viaje sin justificar del príncipe, tras el cual no permaneció en cuarentena ningún día, sí podría causarle problemas legales que supongan una sanción económica.