Después del despliegue estilístico que nos regaló durante su reciente periplo por El Caribe, Kate Middleton, ya de vuelta en Londres, no ha defraudado con su elección a pesar del acto solemne que se celebraba. Los duques de Cambridge ha asistido este martes a la misa de Acción de Gracias en homenaje al duque de Edimburgo en la Abadía de Westminster acompañados de sus hijos mayores. Un día muy señalado en el que se ha reunido con buena parte de la flor y nata de la realeza europea.

Artículo recomendado

La reina Letizia hace un guiño muy especial a Felipe de Edimburgo con su último look

La reina Letizia hace un guiño muy especial a Felipe de Edimburgo con su último look

Con permiso de Isabel II, que hasta el último momento se desconocía si asistiría o no a la ceremonia debido a su delicado estado de salud, Kate Middleton ha actuado de perfecta anfitriona. La duquesa de Cambridge ha acudido al funeral del duque de Edimburgo junto a su marido, el príncipe Guillermo y sus dos hijos mayores. Para la ocasión, ha optado por un vestido con estampado de lunares en blanco y negro, cuello alto y manga abullonada con falda de tablas y cinturón al tono firmado por Alessandra Rich. Un vestido de estreno que completaba de una forma sublime con una pamela adornada con flores blancas también en negro.

Duques de Edimburgo
Getty

Kate, que ha acaparado todas las miradas, completaba su look con unos sencillos stilettos negros y clutch rígido en color beige.

Nuevo desplante de Meghan Markle

Desde que decidieran romper con la familia real hace dos años, Meghan Markle no ha vuelto a Londres. Ni siquiera tras fallecimiento del duque de Edimburgo. Por aquel momento, se excusó en el embarazo de Lilibet Diana y ahora ha sido el príncipe Harry quien se negaba a volver a Londres después de interponar una demanda judicial contra el Ministerio del Interior alegando una falta de seguridad en Reino Unido.