¡Una mudanza express! Tan solo seis semanas han durado la princesa Eugenia de York y su marido, Jack Brooksbank, en Frogmore Cottage, la casa que el príncipe Harry y Meghan Markle tienen en Reino Unido. La propiedad, que estaba vacía desde que los duques de Sussex decidieron poner rumbo a Estados Unidos, era el lugar ideal para que la hija del duque de York criara a su próximo pequeño. Sin embargo, no han durado mucho en el lugar.

Artículo relacionado

Según ha publicado el diario The Sun, Eugenia de York y su marido han dejado Frogmore Cottage tan solo seis semanas después de mudarse al lugar y han regresado a Ivy Cottage, la residencia dentro de los terrenos del palacio de Kensington en el que residían hasta hace poco. Una decisión de la que no ha trascendido mucho más, ya que desde Buckingham no han querido hacer comentarios al respecto ya que la cesión fue un acuerdo privado entre el príncipe Harry y su prima.

Casa Meghan y Harry

Imagen de archivo de Frogmore Cottage, vivienda oficial en Reino Unido de Meghan y Harry

ROYAL COLLECTION TRUST

La casa de los duques de Sussex lleva más de un año vacía después de que la pareja decidieran irse a vivir fuera de Reino Unido. Antes de eso, la pareja se gastó más de dos millones de euros en rehabilitar la casa. Una cantidad que tuvieron que tuvieron que devolver al erario público ya que fue una de las condiciones que la reina Isabel II puso para que se hiciera efectivo el Megxit.

Artículo relacionado

La vivienda, además, parecía el lugar perfecto para que se instalaran la princesa Eugenia y su marido. La joven dará la bienvenida a principios de 2021 a su primer hijo en común, a quien podrían haber criado en este idílico lugar. Además, Frogmore Cottage se encuentra muy cerca de Royal Lodge, donde residen el príncipe Andrés y Sarah Ferguson, quien seguro que habrían estado encantados de tener a su primer nieto tan cerca de su casa.