Ella es princesa de la Casa Real danesa y condesa de Monpezat, y la cuarta y única niña del príncipe Joaquín de Dinamarca. Segunda con su actual esposa, Marie, y hermana de Enrique de Dinamarca, de 10 años. Hoy 24 de enero, la pequeña Athena celebra su octavo cumpleaños.

Artículo relacionado

Por el lado paterno, Athena de Dinamarca tiene dos hermanos más: los príncipes Nicolás y Félix de Dinamarca, fruto del matrimonio de su padre de con Alejandra Manley. Por ello, se posiciona en el décimo puesto en la línea de sucesión al trono danés por detrás de su tío, el príncipe Federico; sus primos, su padre y sus hermanos.

Para celebrar este día tan especial y que los ciudadanos sean testigos de lo rápido que crece la pequeña de la familia, un año más sus padres han compartido un retrato oficial de la pequeña a través de las redes sociales oficiales de la Casa Real danesa. En esta ocasión, Athena vuelve a posar junto a su mascota, un pequeño perrito blanco con el que en 2019 nos dejaba -también por su cumpleaños- una imagen de lo más tierna.

Junto a las dos fotografías se adjuntaba un texto de felicitación: "🇩🇰 Hoy es el cumpleaños de ocho años de Su Alteza la Princesa Athena. La Princesa es la nieta más joven de Su Majestad la Reina, y con motivo del cumpleaños, es una alegría para los padres compartir nuevas fotos de Su Alteza, que en una de las fotos se ve con su buen amigo, el perro de la familia Cerise".

Athena de Dinamarca
Instagram detdanskekongehus

Siempre sonriente y dicharachera, la benjamina de Joaquín y Marie de Dinamarca posa para su octavo aniversario con un jersey rojo con un perrito bordado. Sobre su cabeza, una discreta diadema azul marino adornada con un lazo, a juego con los cuellos de su suéter. Las instantáneas están realizadas por su madre, la princesa Marie.

Al cumplir en el mes de enero, Athena suele protagonizar sus posados de cumpleaños en entornos muy invernales. Entre sus aficiones, la nieta de la reina de Margarita destaca el esquí, deporte que practica junto a su familia en estaciones como Verbier o Villars-sur-Ollon. La pequeña también tiene talento para los idiomas. Su madre, nacida en Francia, se ha encargado de que su hija aprenda también su idioma, algo que hace desde bien pequeña y que ahora, viviendo en París desde hace varios meses con motivo del traslado de su padre, puede practicarlo a diario.