A sus casi 15 años -cumplirá el próximo 26 de junio-, la princesa Alexia es, de las tres hermanas, la que sin duda más quebraderos de cabeza a traído a sus padres, los reyes Guillermo y Máxima de Holanda.

Artículo relacionado

Como cualquier joven de su edad, la adolescencia está dejando florecer la cara más rebelde y desobediente de la joven, sin embargo, debido a su posición social y a la representación que hace de la Corona, ella debe tener más cuidado, algo que de momento parece no tener demasiado claro.

Alexia de Holanda
Gtres

Hace unos días, tal y como informaba la prensa holandesa, Alexia se grababa un vídeo con dos amigas en la red social TikTok, una plataforma que está causando furor entre compañeros de su edad. El playback de la canción In the party, de la rapera Flo Milli, era publicado en el perfil social de una de las amigas de la princesa, las tres jóvenes guardan silencio durante la parte del tema en la que se mencionan las palabras "nigga", un término despectivo para referirse a las personas negras, y "fuck", en español "joder", sin embargo, estos detalles no fueron suficientes para no enfadar a sus padres.

La polémica no tardaba en llegar, y el vídeo fue eliminado inmediatamente de todas las plataformas, desapareciendo de cualquier red. Tal y como han dejado claro en muchas ocasiones, los reyes de los Países Bajos son muy recelosos con su vida privada, y aún más con la de sus hijas, por lo que no cabe duda que esta actuación se realizaba a manos del servicio de información del gobierno holandés.

Guillermo, Alexia y Ariane de Holanda
Gtres

Pero no se trata de la primera vez que la princesa desobedece a sus padres. En 2018 de descubría que la hermana mediana de la heredera Amalia de Holanda tenía una cuenta anónima en Instagram en la que invitaba a sus seguidores a opinar sobre sus estilismos con dos opciones: "Yay!", si les gustaba; y "Nah!", si no les convencía.

Este perfil, que duró poco tiempo activo, lo complementaba con otro en el que tenía el objetivo de desacreditar a aquellos perfiles falsos que se hacían pasar por ella. "A ver, sube un selfie", publicaba la princesa con el objetivo de desenmascarar a sus imitadores. Una actividad que, aunque tenga sentido que quisiera realizar, tiene totalmente prohibida por sus padres. Sin embargo, no cabe duda de que tarde o temprano la joven volverá a las andadas con alguna nueva "travesura" propia de su edad.