A pesar de que su elección ha sido pasar desapercibido de los focos mediáticos en la medida de lo posible, Marius Borg Høiby, hijo mayor de la princesa Mette-Marit, no se pierde ninguna reunión familiar. Así lo ha corroborado en dos ocasiones en las últimas semanas: durante las vacaciones familiares, y en la discreta confirmación de su hermano menor, Sverre Magnus.

Artículo relacionado

Y ya van varias veces que el joven de 23 años aparece en estas reuniones acompañado de su novia, la modelo Juliane Snekkestad, con quien mantiene una relación desde primavera de 2018. Gestos que muestran que la introducción de su pareja en la familia es cada vez más distendida y relajada.

Marius Borg Høiby
Gtres

Tal y como él mismo ha pedido, desde sus 18 años, su vida se mantiene en el más estricto anonimato. El joven estudió así entre Los Ángeles y Londres, y probó diversas carreras profesionales, entre ellas la fotografía, la moda o el mundo editorial. Finalmente, Marius se ha establecido en la región noruega de Tonsberg, donde se ha comprado una casa con su novia.

Una muestra más de la seriedad de su relación, a la que se suma la presencia de la joven en actos oficiales en los que están presentes los reyes Harald y Sonia de Noruega. Un buen ejemplo de ello ha sido la reciente confirmación de Sverre Magnus, a la que Juliane acudía vestida con un traje regional, al igual que Ingrid Alexandra o la princesa Marta Luisa.

Marius Borg Høiby
Gtres

Una imagen que se repetía del año pasado, cuando era invitada a la confirmación de la princesa heredera, una acto de mayor importancia dada la posición que ocupa Ingrid Alexandra en la línea de sucesión al trono de Noruega. Sin embargo, por entonces consiguió pasar más inadvertida dada la magnitud de la celebración.

A pesar de que parece que ya es una más en la familia, por el momento no hay señales de que vayan a sonar campanas de boda próximamente, además de permanecer siempre al margen en las fotos oficiales de la Familia Real, en las que sí suele aparecer Marius. Dada la temprana edad de la pareja, todo apunta a que por el momento seguirán disfrutando de un noviazgo tranquilo y feliz, alejados de los medios y gozando de la libertad de no tener obligaciones para con la Corona.