El interés mediático por la reina Letizia no ha dejado de crecer desde que aterrizó en Casa Real. Pese a que hoy toda la prensa extranjera alaba el estilo y la personalidad de la reina consorte, su llegada a Zarzuela fue de todo menos tranquila. Si hasta ahora había trascendido el poco cariño con el que el rey Juan Carlos se relacionó con su nuera, ahora ha trascendido que tampoco los amigos del entonces príncipe de Asturias se quedaban cortos a la hora de referirse a Letizia. De hecho, incluso la bautizaron con un mote que, siendo cariñoso, dudamos que fuese del agrado de la reina.

Artículo recomendado

Corte de pelo mariposa, el secreto de la reina Letizia para presumir de melenaza a los 50

Corte de pelo mariposa, el secreto de la reina Letizia para presumir de melenaza a los 50

La reina Letizia es uno de los miembros de la realeza que más interés mediático genera. La prensa internacional ha caído rendida a sus encantos y no hay acto en el que no acapare todas las miradas. Letizia se ha quitado la coraza con el paso de los años a pesar de que su llegada a la Casa Real no fue tan idílica como pensamos. Tal y como han abordado en La Sexta Noche, la relación entre doña Letizia y don Juan Carlos nunca ha sido buena. "Al rey Juan Carlos no le gustó porque le parecía que eso era rebajar el nivel de una familia real", ha confesadoCarmen Enríquez, periodista especializada en Casa Real. Una información que Pilar Eyre también ha querido abordar en su blog semanal de Lecturas: "Juan Carlos pidió a su hijo que se divorciara de Letizia". El emérito no le puso las cosas fáciles a su nuera y los amigos de Felipe VI tampoco.

"Letizia parece ser que tenía la costumbre de decir con cierta frecuencia jolines y nos contaron, gente próxima a esos amigos que empezaron a llamarla 'la jolines'", ha confesado Enríquez sorprendiendo a todos los espectadores dejando al descubierto el divertido apodo con el que los amigos de Felipe VI, por entonces príncipe, se dirigían a doña Letizia. Además, en el programa también han querido mostrar que Felipe sufrió un flechazo nada más verla por televisión. "Él decía que la presentadora trabajaba bien, que tenía clase, la iba elogiando poco a poco y entonces su madre se dio cuenta de que se había enamorado de la locutora", ha confesado la periodista Pilar Urbano.