El hecho de haber tomado la decisión de llevar a cabo el ‘Megxit’ha cambiado la vida de Meghan Markle y el príncipe Harry. Son varios los privilegios que han tenido que dejar a un lado para poder llevar la vida que realmente quieren. Y algunos de ellos son de lo más curiosos. Hay uno de estos privilegios que la duquesa de Sussex va a perder en los próximos días que tiene que ver con su cumpleaños. El próximo 4 de agosto la mujer de Harry de Inglaterra celebra su 39 cumpleañosy este será un día en el que habrá algo muy diferente a los últimos años.

Artículo relacionado

Una de las tradiciones que rodean a los cumpleaños de los miembros de la familia real británica es que las campanas de la Abadía de Westminster suenen en su honor. Lo de las campanas es algo que Isabel II y su familia utilizan mucho en ocasiones especiales y fechas señaladas. Y además es algo que a los británicos gusta bastante. Pero todo apunta a que como la exactriz ya no forma parte de la corona, las campanas ya no sonarán en su honor dentro de dos semanas. Como son familia directa de Isabel II y el pasado mes de febrero sonaron en honor de Andrés de York pese a toda la polémica que le rodea, existe una pequeña posibilidad de que la reina de Inglaterra haga sonar las campanadas. Pero teniendo en cuenta su actual relación todo apunta a que no será así.

Meghan Markle

Teniendo en cuenta las ganas que tenía la duquesa de Sussex de dejar de formar parte de la corona británica, no sería de extrañar que no le importase en absoluto que las campanas dejaran de sonar en su honor el próximo 4 de agosto. De hecho es probable que lo que más desee es celebrar su aniversario en la más absoluta intimidad, en su casa de Los Ángeles y en compañía de su marido, de su hijo Archie, de su madre y de otros familiares y amigos.