No es ningún secreto que la reina Letizia es la embajadora estrella de las alpargatas. Ya lo demostró el pasado mes de junio cuando Jill Biden y otras muchas de las primeras damas del mundo no dudaron en adquirir algunos modelos durante su estancia en Madrid. Lo que nunca hubiéramos imaginado es que Marie Chantal, enemiga pública número 1 de la mujer de Felipe VI, eligiera este calzado para protagonizar la sesión de fotos de su última colección.

Artículo recomendado

Las vacaciones privadas de la reina Letizia, Leonor y Sofía: todas las veces que conocimos su destino

Las vacaciones privadas de la reina Letizia, Leonor y Sofía: todas las veces que conocimos su destino

A priori se puede pensar que alpargatas hay en todo el mundo o, al menos, de muchas marcas. La sorpresa ha sido máxima cuando nos hemos cerciorado que el modelo que luce la mujer de Pablo de Grecia se trata de uno de los favoritos de la reina Letizia. Una pieza en color beige elaborada en lona de algodón, escote en V, talonera trenzada y cierre con cintas de la firma Castañer cuyo precio es de 110 euros.

Marie Chantal

Marie Chantal copia a la reina Letizia y se hace con sus alpargatas favoritas

Instagram @mariechantalchildren

Tal y como se puede observar en la instantánea que ha compartido en su perfil de Instagram lo ha combinado con un vestido fluido con print de serpiente, mangas globo y escote cerrado que le sentaba a las mil maravillas. La polémica está servida...

El origen de su mala relación

Para conocer el por qué de la mala relación entre la reina Letizia y Marie Chantal nos tenemos que remontar al polémico encontronazo de la mujer de Felipe VI con la reina Sofía en las puertas de la Catedral de Palma de Mallorca tras la misa de Pascua de 2018. Una polémica imagen que a la mujer de Pablo de Grecia no le gustó nada y así lo dejó claro de manera pública a través de su perfil de Instagram. "Ninguna abuela merece este trato. Ella [Letizia] ha mostrado su verdadera cara”, escribió en su perfil de Twitter el 3 de abril de 2018, unas declaraciones que daban la vuelta al mundo.

Desde entonces, las primas políticas apenas han coincidido. La única vez el pasado mes de marzo en Londres con motivo del funeral al duque de Edimburgo.