Bodas, bautizos, comuniones… Son muchos los eventos de este tipo que se están cancelando debido a la crisis del coronavirus. Una de las personas que podría verse afectada por la supresión de estas ceremonias es la princesa Leonor.Christian de Dinamarca, el hijo mayor de Federico y Mary, tenía previsto celebrar su confirmación este mes. Así lo anunció la reina Margarita a principios de año. La monarca informó de que su nieto recibiría este sacramento esta primavera, algo con lo que en la familia estaban muy ilusionados. Pero no va a poder ser, ya que debido a la COVID-19 la han tenido que retrasar. Cabe recordar que Christian de Dinamarca y la princesa de Asturias nacieron con muy pocos días de diferencia, él es solo dieciséis días mayor que ella, y Leonor también está en edad de recibir este sacramento.

Artículo relacionado

De momento se desconoce si hay una fecha fijada para que la hija mayor de don Felipe y doña Letizia celebre su confirmación, pero teniendo en cuenta que el próximo mes de octubre cumple quince años, este día no debería estar muy lejos. Su padre, Felipe VI, celebró la suya cuando tenía nueve años. Lo hizo en el palacio de la Zarzuela, en una ceremonia privada junto a sus hermanas en la que su padre don Juan Carlos ejerció de padrino.

Princesa Leonor

La princesa de Asturias cumple los requisitos que se solicitan para recibir la confirmación. Está bautizada y hace ya cinco años que recibió la Primera Comunión. Si a esto unimos que don Felipe en más de una ocasión ha dado muestra de ser católico, todo apunta a que Leonor seguirá con la tradición de los Borbones y que en algún momento llevará a cabo este momento que quedará marcado en su calendario. Aunque tal y como indica la norma, lo de llevar a cabo la confirmación es decisión de la persona que va a recibir el sacramento ya que se realiza a una edad en la que los jóvenes pueden decidir por sí mismos. Así que Leonor podría dar la sorpresa de no querer llevarlo a cabo. Lo que está claro es que si su confirmación estaba prevista para dentro de poco, la princesa de Asturias tendrá que esperar.