Tras la noticia llegan los matices. Iñaki Urdangarin, en la cárcel desde junio del 2018, ha salido por primera vez de prisión este jueves para dar cumplimento a su nuevo permiso. El marido de la infanta Cristina ha acudido hasta el centro en el que va a realizar los servicios de voluntariado con los que, según ha dictado el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 1 de Castilla y León , se evitará la "desocialización que comporta la soledad del interno".

Artículo relacionado

El marido de Cristina de Borbón ha llegado al Hogar Don Orione, la institución que lo acogerá durante sus 8 horas de permiso dos días a la semana, y la pregunta es inevitable: ¿hasta qué punto será 'libre' durante estas 16 horas semanales? La repuesta la ha dado el portal 'Vanitatis': Su libertad será total, y total implica desde usar su móvil hasta estar con su familia.

Iñaki Urdangarin solicitaba un permiso especial para poder salir dos días por semana de prisión y acudir a un centro para realizar labores de voluntariado. Una excepción que no contaba con el apoyo de la Fiscalía pero que sí le ha sido concedida. Según lo publicado en 'Vanitatis', en la calle dejará de ser un preso, ya que la medida se basa "en el principio de confianza". Será escoltado como familiar directo de Felipe VI, una seguridad que correrá a cargo del Ministerio de Interior, pero no será vigilado por policías.

Sí podrá usar libremente su móvil e incluso ser visitado sin restricciones por su mujer o sus hijos, o quien quiera. E incluso desayunar fuera del centro. Su único control son los informes que la institución en la que realizará su voluntariado -cabe recordar que el Hogar Don Orione está muy ligado a la familia real española gracias a la figura de la reina emérita, doña Sofía- envíe pertinentemente sobre sus progresos.