Meghan y Harry ya están pensando en sus vacaciones de verano. Los duques de Sussex tienen que planear su descanso estival con tiempo porque son muchas las cosas que tienen que gestionar. El avión en el que van a viajar, el lugar en el que van a alojarse, los vehículos que van a utilizar o el personal que se va a encargar de su seguridad son algunas de las cuestiones que tienen que cerrar con bastante tiempo de antelación para no dejar nada a la improvisación. Teniendo en cuenta que ahora viven en Canadá y que van a ver poco a la familia de Harry, muchos pensaban que Reino Unido sería el destino elegido para sus vacaciones. Pero su idea es muy diferente.

Artículo relacionado

Los Ángeles es el lugar en el que Harry y Meghan están pensando pasar su próximo verano. Esta es uno de los lugares favoritos de Meghan. Allí vivió una larga temporada mientras trabajaba como actriz. Teniendo en cuenta que echa mucho de menos su vida allí y que está intentando retomar su carrera como actriz, no extraña tanto que hayan pensado en Los Ángeles como destino vacacional. Medios británicos aseguran que ya han empezado a mover hilos para gestionarlo todo. Y esto no le hará mucha gracia a Isabel II.

Harry y Meghan

Eso sí, teniendo en cuenta que el verano es muy largo, quizá Harry y Meghan aparezcan por Reino Unido o Escocia en algún momento. El año pasado los duques de Sussex no acudieron en ningún momento a Balmoral, lugar en el que la reina de Inglaterra pasa sus veranos y en el que es tradición que la familia se reúna. Pero teniendo en cuenta que a partir de ahora se van a ver muy poco, todavía existe la posibilidad de que los duques de Sussex y su hijo Archie también pasen unos días allí.