Después de meses de rumores de crisis, titulares a nivel internacional junto a Genoveva Casanova, varios acontecimientos relacionados con el cambio de trono, su primera audiencia como Rey y una promoción comercial en Polonia, Federico de Dinamarca ha decidido poner tierra de por medio junto a Mary Donaldson y se han ido de vacaciones familiares de invierno. Así el monarca y la consorte, el príncipe heredero Christian y el resto de sus hijos han viajado fuera del país para pasar tiempo juntos y huir así del tumulto creado entorno a su proclamación y los gastos inesperados con los que ha comenzado su mandato. 

Este viaje significa que la reina Margarita ha sido nombrada jefa de estado por primera vez desde que su hijo ascendiera al trono. ¿Por qué ha pasado esto? La Casa Real danesa confirma que es porque el Rey y el príncipe heredero han abandonado el país, razón por la que alguien tiene que quedarse con el papel institucional. Además, tal y como puede verse en Amalienborg desde el pasado sábado ondea la bandera del gobernante mientras que en el palacio se izó la que marca su ausencia. 

 

Artículo recomendado

Última hora sobre el caso Antonio Tejado: prisión provisional sin fianza para el sobrino de María del Monte

Antonio Tejado

 Desde hace muchos años, la familia real de Dinamarca se siente atraída por los paisajes nevados de Verbier, en Suiza. Y es que cada vez que pueden se escapan para celebrar las vacaciones escolares de invierno. Hace cuatro años, el entonces príncipe heredero admitió que él y su familia eran propietarios de un lujoso chalet desde hacía diez años en la famosa dicha suiza en plenos Alpes suizos. Sin embargo, generó una gran controversia y debate cuando se supo que la familia real alquilaba su cabaña de lujo privada. Desde el medio danés 'B.T' revelaron que a pesar de que el monarca y su mujer ya no hacían esta práctica (después de que fueran descubiertos y criticados) se pusieron en contacto con la Casa Real, institución que no quiso hacer ningún tipo de declaración al respecto. 

La cabaña de Mary Donaldson y Federico X en Suiza 

Fue durante una sesión de fotos el 6 de enero de 2020 con motivo del primer día de colegio de los cuatro hijos de la pareja del entonces príncipe que Federico reveló a la prensa que él y Mary eran propietarios de la cabaña de lujo (muy cerca del internado en el que se han formado los nietos de la reina Margarita) desde hacía diez años. Y aunque no tiene nada de malo que los monarcas tengan esta vivienda en las montañas suizas, la polémica llegó con el descubrimiento de que la pareja lo alquilaba por Airbnb. De hecho, desde esta aplicación cualquiera podía hacerse con esta lujosa vivienda de cinco estrellas durante una semana por el módico precio de 5.500 a 8.700 euros. 

Desde el citado medio muestras algunas de las fotografías de este "albergue", como lo llaman ellos desde su web, pero sin duda esta preciosa casa de madera no tiene nada que ver con ser acogedor ni humilde. Tiene 150 años (es de las más antiguas de la zona) pero cuenta con 200 metros cuadrados divididos en un amplio dormitorio, una habitación de invitados y dos más con literas. El diseño interior muestra muebles elegantes que se adaptan a las acogedoras estancias en las que además destaca su amplia cocina y los tres baños de diseño. Además, la espectacular vivienda cuenta con guardaesquís, chimenea, jacuzzi y sauna.

Cabaña Mary Donaldson y Federico de Dinamarca

Descubrimos la cabaña de Mary Donaldson y Federico de Dinamarca en los Alpes suizos. 

Airbnb

"Ahora ya no es una propiedad anónima, por lo que los requisitos previos para alquilarla ya no son los mismos. Y para una pareja de príncipes herederos en particular esto marca la diferencia en relación a la posibilidad de poder tener algo privado y con cierta privacidad. A esto se suma el aspecto de la seguridad", explicó entonces la responsable de comunicación de la Casa Real, Lene Balleby, quien explicó que la cabaña había sido retirada del mercado de alquiler.

Artículo recomendado

Los australianos toman partido en el escándalo de Mary Donaldson y Federico de Dinamarca

Federico y Mary Donaldson

Además, la responsable explicó que la cabaña de esquí fue comprada en 2009 con fondos privados de la pareja, motivo por el que no tenían que rendir cuentas. "Está claro que la princesa heredera y yo hemos notado la atención que se ha puesto en las últimas semanas en nuestra vida actual en Suiza y eso causa impresión, así es", dijo Federico en la presa danesa para intentar relajar el tema. Su vacaciones en Suiza y el revuelo con la preciosa vivienda de madera coincidió además con que justo ese año el sueldo que percibían de las arcas públicas tanto Federico como su hermano Joaquín, había aumentado. Otro detalle que sumar para situarle en el ojo del huracán de una parte del pueblo danés que estudiaba con lupa cada uno de sus movimientos.