En 2011 se hizo público el romance entre el príncipe Harry y la cantante Ellie Goulding. Por aquel entonces se dijo que fue la boda de Guillermo y Kate el lugar donde hubo un mayor acercamiento entre ellos. Aunque jamás se hizo oficial, la prensa habló de una relación muy estable que duró algo más de dos años, aunque finalmente ambos tomaron caminos por separado.

A principios de este año se dio a conocer que la cantante estaba comprometida con el comerciante de arte Caspar Joplin. La boda está programada para este mes de agosto en una casa señorial de Castle Howard situada en la localidad de Yorkshire. Todo sería muy normal si no fuese porque la artista ha invitado a su enlace al príncipe Harry.

Artículo relacionado

Además de la amistad que ahora mantiene con Harry, Ellie también es muy cercana a Beatriz y Eugenia de York, así como a Kate y William, quienes también están invitados a la ceremonia.

En un principio se creía que los duques de Sussex no tenían problema en las relaciones con sus exparejas, cabe recordar que Harry invitó a su boda con Meghan a Chelsy Davy y Cressida Bonas, pero según la prensa británica Harry y Meghan no asistirán porque "se encuentran centrados en el cuidado de su primer hijo". Una excusa un tanto pobre, ya que es conocido por todos las inmensas opciones que tienen los duques de Sussex para dejar a Archie en muy buenas manos.

En cambio, Kate y Guillermo parece que si han confirmado su asistencia y es que mantienen una estrecha relación con la cantante después de que la historia de amor con Harry no siguiese adelante. ¿Enfadará eso a Meghan?