Homenaje a Grace Kelly

Carolina de Mónaco, reina de la elegancia

En su última aparición pública en la 38ª Conferencia Ministerial de la Francofonía, la hija de Rainiero de Mónaco y Grace Kelly ha vuelto a corroborar la máxima "menos es más"

Carolina de Mónaco
Gtres

Actualizado a

Pese a lo que muchos puedan creer, Carolina de Mónaco no es primera dama real, un papel que, al contraer matrimonio con el príncipe Alberto, le corresponde a Charlene Wittstock. Sin embargo, la hija de Rainiero de Mónaco y la mítica Grace Kelly continúa siendo la máxima representante del Principado, y más ahora que las ausencias de su cuñada son cada vez más repetidas y comentadas.

Relacionado con esta noticia

A sus 62 años, Carolina no defrauda en ninguno de los actos públicos a los que acude. Su elegancia es una de las características más representativas de su figura y, allá donde vaya, siempre consigue cautivar con sus estilismos. Y así lo ha corroborado con su última elección, un look con el que evidencia la máxima "menos es más".

Ha sido los días 30 y 31 de octubre cuando ha tenido lugar el escenario de la 38ª Conferencia Ministerial de la Francofonía, a la que la princesa ha acudido como invitada especial. La única imagen que han distribuido de la princesa la vemos con Ignazio Cassis, encargado del Departamento Federal de Asuntos Exteriores de Suiza, en Montecarlo, en una instantánea que no deja ver ni el largo del vestido ni los zapatos.

Carolina de Mónaco
Gtres

Perfecta con un sencillo LBD (little black dress), la hermana de Alberto II dejó lucir el escote con un diseño en forma de V muy entallado, que realzaba su espléndida silueta, y manga francesa. Para completar su elección, Carolina optó por un impresionante collar de perlas, con pendientes a juego, una discreta cartera y un reloj con correa de piel. Cuatro piezas sencillas con las que siempre consigue acertar.

La royal optó además por un maquillaje muy natural que resaltaba sus ojos con un toque ahumado muy discreto y sencillo, así como su melena, que lució suelta y natural. Como gran heredera de la elegancia de su madre, la icónica Grace Kelly, Carolina siempre sabe combinar looks convencionales a los que aporta un toque de exquisitez y sofisticación. Entre sus diseños favoritos, no faltan piezas muy especiales diseñadas por su gran amigo Karl Lagerfeld, el recordado director creativo de Chanel.

Más Sobre...

Casas Reales Carolina de Mónaco

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?