La reina consorte Camilla (75 años) estuvo este miércoles pasado en el Festival de Cheltenham, una reunión ecuestre a la que suelen acudir miembros de la alta sociedad británica y algunos integrantes de la Familia Real. En esta ocasión la esposa de Carlos III (74 años) fue en solitario al evento y disfrutó de su gran pasión por los caballos.

Artículo recomendado

La nueva vida 'royal' de los plebeyos Parker Bowles, los hijos de la reina Camilla

Camilla Parker y sus hijos

Durante la jornada tuvo la oportunidad de participar en el evento para hacer entrega de un trofeo al propietario, al jinete y al entrenador ganadores de la Queen Mother Champion Steeple Chase. La reina consorte no quiso perder la oportunidad de visitar todos los rincones de este festival y dedicó parte de su tiempo a ir al paddock para observar con detenimiento a los caballos que iban a participar en la carrera.

El amor de Camilla por los caballos y los deportes ecuestres no es algo reciente, siempre ha estado vinculada a este mundo que levanta tantas pasiones y así lo hizo oficial el palacio de Buckingham en un comunicado cuando se comprometieron los actuales reyes de Inglaterra. "Su Majestad estuvo asociada con varias organizaciones benéficas ecuestres, como la Federación Ecuestre Británica, el Hospital Brooke para Animales y el Ebony Horse Club" . Esa faceta de la reina consorte se pudo apreciar cuando ostentaba el título de duquesa de Cornualles.

Camilla Parker en un festival ecuestre

Camilla Parker asiste al festival ecuestre de Cheltenham

GTRES

La joya de Isabel II que ahora posee Camilla hace referencia a una pasión en común

En esta ocasión tan especial la reina consorte, Camilla, quiso lucir un broche que pertenecía a la difunta reina Isabel II. Se trata de una pieza de joyería que representaba a un jinete montando a caballo. El broche tiene tiene tres tonos oro, blanco para el caballo, dorado para el jockey y dorado rojo para las riendas y la brida.

La esposa de Carlos III lució este singular broche de 39mm, que tiene 35 diamantes de talla brillante y los colores del jinete son los de su difunta suegra. Esta magnífica pieza fue un regalo le hizo Racing post a la reina Isabel II en su 90 cumpleaños, así lo confirma el medio británico MailOnline que recoge también las declaraciones del director gerente de Alabaster & Wilson Ltd tienda encargada de hacer este broche: "Nuestra familia ha estado creando las joyas más finas durante cuatro generaciones, y no hay mayor honor que el que Racing Post le pida que haga esto como regalo para la reina", afirmó Stephen Alabaster.

El look que Camilla escogió para la ocasión fue un abrigo largo en tono beige. con unas botas de ante a juego con el abrigo, un sombrero en la misma tonalidad pero con adornos de piel, guantes de cuero negros y un bolso de mano con efecto de cocodrilo y lo remató con el broche de su suegra, dándole así el toque brillante.

Zara Tindall y su marido Mike

Zara Tindall y su marido Mike 

GTRES

Otro miembro de la realeza se dejó ver en el festival ecuestre

Camilla Parker no fue la única royal que decidió acudir a este Festival de Cheltenham, Zara Tindall, la hija de la princesa Ana, asistió con su marido Mike a ver las carreras de caballos. Su pasión por este deporte llevó a la sobrina de Carlos III a ser amazona profesional y por eso su presencia en los festivales ecuestres es bastante frecuente, ya que se mantiene fiel a la que fue su antigua profesión.

Para este evento tan especial, Zara eligió un look muy cuidado y siguiendo las estrictas normas de vestimenta, optó por un abrigo burdeos y una diadema con lazo y el segundo día quiso llevar un abrigo azul de tweed de Rebecca Valance y un tocado de Juliette Botterill. Su marido Mike quiso combinar el color de su corbata con el color elegido por royal para cada ocasión, luciendo una corbata roja y morada, respectivamente.