Pese a su juventud, solo tiene 23 años, Anna Ferrer en una joven con las ideas muy claras pero ¡que no cunda el pánico! por el momento no hay fecha de boda a la vista. Por mucho que le pese a Paz Padilla, que no ha ocultado las ganas que tiene de ver a su única hija vestida de novia: "¡Mira todos los trajes de novia que hay! ¡Venga, que tengo ganas de nieto!", bromeaba hace unos meses a través de Instagram.

Artículo relacionado

Anna Ferrer se trasladaba este lunes hasta el taller del diseñador Alejandro de Miguel por motivos de trabajo. La hija de Paz Padilla era la protagonista de una sesión de fotos de Navidad que verá la luz en las próximas semanas: "Me veo y alucino de lo diva que me han dejado. Vaya vestidazos", decía con mucha ilusión.

Ha sido ese momento en el que ella misma ha reconocido a sus seguidores que el día que se case con Iván (en un futuro) será el modisto castellanomanchego y no otro quien confeccione su vestido de novia, una creación que será única y muy especial: "Me hizo el vestido de mi graduación, el de la boda de mi madre...y seguramente me haga el de mi boda", recordaba admitiendo que además de su diseñador es un gran amigo de la familia.

Anna Ferrer

Anna Ferrer cuenta quien será el diseñador de su vestido de novia

Instagram @annafpadilla

De esta manera, Anna Ferrer seguiría el estigma de su madre en un día tan especial como el de su boda. Hay que echar la vista atrás para recordar como Paz Padilla ha confiado siempre en Alejandro de Miguel, quien se ha convertido en su diseñador de cabecera y la ha vestido en días tan especiales como su boda con Antonio en Zahara de los Atunes en 2016, las Campanadas de 2019, las innumerables galas de Nochevieja o el diseño que lució en la boda de Belén Esteban.

No es la única cara conocida fiel al creador, Ana Obregón, Edurne, Anne Igartiburu o hasta la mismísima reina Sofía están enamoradas de su arte. Eso sí, según la propia protagonista habrá que esperar algunos años más para verla vestida de blanco.