Cada día, a través de sus redes sociales, Anna Ferrer Padilla da buena cuenta de lo mucho que le gusta cuidarse. Hacer deporte, llevar una alimentación sana (sin privarse de algunos caprichos de vez en cuando) y hacerse algún que otro cuidado de belleza son algunas de las rutinas que la hija de Paz Padilla que lleva a cabo. Además, algunas de esas actividades de su día a día las comparte con su madre. A la ‘influencer’ y la presentadora les encanta pasar tiempo juntas, y qué mejor que invertir parte de ese tiempo en cuidarse. Madre e hija entrenan con una entrenadora personal que acude a su casa. En más de una ocasión han compartido con sus seguidores algunos de los ejercicios que llevan a cabo y esto ha despertado algunas dudas en los fans de Anna que ahora ella ha respondido.

Artículo relacionado

Anna Ferrer ha contado cuáles son los hábitos de deporte y alimentación que lleva a cabo en su día a día.“Normalmente suelo entrenar con mi madre sobre las nueve o las nueve y media, ella prefiere entrenar pronto”, ha comentado sobre que la presentadora es de las que prefiere madrugar y hacer deporte a primera hora del día. Los días que hacen deporte a esa hora, la ‘influencer’ no desayuna hasta que termina de hacer la actividad física. Eso sí, a primera hora se toma un café para coger un poco de energía. “Lo que hago es tomarme un café solo porque estoy dormidísima y necesito cafeína. Luego cuando terminamos de entrenar desayunamos como reinas”, ha asegurado. Unos desayunos que también han enseñado en alguna ocasión y que son de lo más variados. Aunque a veces, la rutina cambia.

Anna Ferrer

Anna Ferrer responde a las dudas sobre sus hábitos de deporte y alimentación.

Instagram @annafpadilla

Hay ocasiones en las que en lugar de entrenar a primera hora, lo hacen a mediodía. Esos días también cambia la rutina de alimentación de Anna Ferrer. “Si empezamos el entrenamiento más tarde, rollo doce, ahí si que desayunamos pronto”, ha contado. Aunque para ella no es que sea un problema entrenar sin comer antes porque “no me cuesta mucho entrenar en ayunas, lo hago porque soy un poco delicada con el estómago". La principal razón por la que prefiere hacerlo así es que “lo hago así básicamente porque sino no me da tiempo a hacer la digestión y necesito hacerla antes de entrenar”.