Ania Iglesias reapareció en Sálvame como estilista del especial Marbella que iba a organizar el programa. Una vuelta a la actualidad revestida de cambio de actitud y renovación profesional. ¿Qué podía salir mal? Pues fundamentalmente todo. La exconcursante de 'GH 1' no solo no cumplió con su labor, a tenor de las críticas recibidas por los propios colaboradores, sino que protagonizó un sonoro enfrentamiento con Lydia Lozano. ¿El motivo? Ahora ha quedado expuesto gracias a una filtración...

Artículo relacionado

Fue una auténtica sorpresa. Ania Iglesias volvía a televisión, esta vez como estilista del especial 'Marbella y tal y tal' que había organizado 'Sálvame'. Lejos quedaban los recuerdos como concursante de la primera edición de 'Gran Hermano'. Ania se había reciclado y no parecía que le fuese mal. Al menos, en su primera intervención, ya que cuando el show estuvo montado, la cosa cambió radicalmente.

Iglesias vivió un agrio enfrentamiento con Lydia Lozano, que no se encontraba cómoda ni en su vestido ni en cómo había planteado Ania toda su transformación. Un cara a cara que se saldó en directo y del que parece que la ex gran hermana quería sacar rendimiento. “Ania pidió mas dinero para hacer un cara a cara con Lidia”, ha desvelado Gema López. “Ania entendió que no venía al programa por su labor como estilista sino que venía a resolver un conflicto con Lidia, pidió mas dinero y como no se llegó a un acuerdo, no vino”.

La estilista parece que tenía poco interés en dejar bien su trabajo y más en facturar. “Este tipo de cosas te dejan en un mal lugar, porque da la sensación de que forzaste la máquina buscando un enfrentamiento con Lydia y que al final te has echado para atrás”, sentenciaba Carlota Corredera. “Yo, si están poniendo en duda mi profesionalidad, vengo con o sin dinero”, remataba López. Un comportamiento que poco tiene que ver con el que se podía esperar de la exconcursante.