Anabel Pantoja toma el relevo de Carmen Borrego. Ella será la próxima colaboradora de ‘Sálvame’ en tratar de bajar de peso, y su predecesora le ha puesto el listón muy alto, pues la hermana de Terelu adelgazó nada menos que 8 kilos. La sobrinísima de Pantoja seguirá una metodología similar a la que empleó la anterior, pero con una diferencia: tendrá como entrenadora personal a Pepa Sanz que, en su día, hizo sudar la gota gorda a otro rostro del programa, a Jorge Javier Vázquez.

Artículo relacionado

Pepa le ha prometido que la pondrá “tiesa como una vela” y que ella solo entiende el éxito a través de una única fórmula: “sufrir, sufrir, sufrir”. Ante tales promesas, que suenan más a advertencias, Pantoja se llevaba la mano a la boca imaginándose a sí misma sacando ‘bola’ como hace Pepa o lanzando neumáticos al aire como si estuviera en clase de Crossfit. Anabel está asustada por su nueva entrenador y no es para menos.

Pero si tanto miedo le provoca la fitness Sanz, o como ella se llama ‘Pepitator’, le puede consultar a su amigo Jorge Javier y que él le cuente qué tal le fue con ella, pues, tal y como la propia Pepa desveló en ‘Got Talent’, donde fue a mostrar sus dotes físicas, ella le entrenó durante algún tiempo. Esta semana, en LECTURAS el presentador nos habla de la difícil relación que mantiene con su cuerpo.