Anabel Pantoja se cansó de llorar en 'Sálvame' y decidió abandonar el programa que casi todas las tardes le venía amargando la existencia. Que si los conflictos de Cantora, que si su polémica línea de joyas, que si está poco menos que abducida por su tía Isabel Pantoja, que si no ayuda a su padre, Bernardo Pantoja, que si es una vaga... Harta de derramar tantas lágrimas en televisión, Anabel ha puesto tierra (y mar) de por medio y se ha refugiado en su nuevo hogar, en Pozo Izquierdo (Gran Canaria), junto a su novio, Omar Sánchez.

Artículo relacionado

Sea como sea, al menos ahora Anabel Pantoja se muestra feliz y relajada tras su marcha de 'Sálvame', una decisión, por cierto, que tampoco es definitiva, ya que su abandono es temporal. Anabel ha recuperado en sus redes sociales una foto de hace unos cuantos veranos, tomada durante unas vacaciones en Ibiza. “Hace cuatro veranos en Ibiza no pensaba las vueltas que iba a dar la vida y que finalmente viviría en una isla”, reflexiona Anabel Pantoja. Para una persona que se ha movido entre Sevilla y Madrid, trasladarse a vivir una isla no siempre es fácil. Estar a más de dos horas de avión puede resultar algo claustrofóbico para quien no está acostumbrado, pero parece que Anabel se ha adaptado muy bien y, sobre todo, allí está su amor y eso es muy importante.

Anabel Pantoja

Anabel Pantoja, durante unas vacaciones en Ibiza.

Instagram @anabelpantoja00

Lo que no sabemos es cómo le habrá sentado a Anabel Pantoja las palabras que su primo, Kiko Rivera, pronunció en su programa de twitch durante su entrevista con María Patiño. Ahí, Kiko le dio un impagable consejo a Anabel para que volviera a Sálvame: “Si te soy sincero... ¿sabes lo que pasa?", le dijo a María Patiño. "Es muy difícil de llegar a entender esto, porque yo he tardado 37 años en entenderlo, pero al final lo he entendido".

"Mi prima es muy sentida y creo que le está costando asimilar lo que está sucediendo en nuestra familia. Entonces está haciendo como el avestruz. Esconde la cabeza en la tierra para creerse que no le vemos. Coge y dice: 'Me voy a quitar de ‘Sálvame’. Y lo que no se da cuenta es que, cariño, tú comes de esto, ¿por qué te tienes que quitar de tu trabajo? Asimílalo como lo estamos asimilando todos y sigue con tu trabajo y tu proyecto. Creo que es erróneo el haberse marchado de un sitio que le ha dado prácticamente todo lo que es hoy en día”, dijo Kiko Rivera.