Ana María Aldón ya anunció que trabajaría todo el verano, de manera que estos fines de semana de julio, agosto y septiembre, la seguiremos viendo en 'Viva la vida'. Claro que este domingo, para Ana María Aldón, hay una importante novedad y es que al frente del programa no va a estar Emma García, sino su sustituta este verano, Toñi Moreno.

Artículo relacionado

La mujer de Ortega Cano ha grabado unos stories este domingo en el que ha asegurado estar nerviosilla antes su 'debut' con Toñi Moreno. "Estoy nerviosa, sí, nerviosa", ha dicho Ana María Aldón. Y esos nervios tienen una razón de ser: "Hoy es el primer día que voy a coincidir en el plató con Toñi Moreno. Muchos ya lo sabéis, otros no, pero las dos somos del mismo pueblo, de Sanlúcar de Barrameda, en Cádiz, y yo le tengo mucha admiración, pero también mucho respeto, así que a ver qué tal nos va".

Por su carácter contemporizador que rehuye las polémicas, Ana María Aldón prefiere acercarse a Toñi Moreno desde la humildad y la admiración, una buena fórmula sin duda para no tener problemas con nadie. A veces, sin embargo, en determinados programas, los directores prefieren colaboradores más 'guerreros', que den caña y que no sean como el corcho, que siempre acaban flotando. A Ana María Aldón, no obstante, le ha ido bien hasta ahora, pese a haberse llevado alguna que otra crítica precisamente por no mojarse en según qué temas, por ejemplo, en los que tienen que ver con Rocío Flores y Rocío Carrasco.

Lo que sí tiene muy claro Ana María Aldón, y ahí sí que no pasa de puntillas, es en defender a su marido, José Ortega Cano, sobre los conflictos familiares que pudieran salpicarlo. El no muy boyante estado de salud de Ortega Cano hace que Ana María trate de protegerlo de cualquier polémica.