Era una reaparición esperadísima y Almudena Cid trató de estar a la altura, aunque los nervios al final se la jugaron. La ex gimnasta rítmica tiraba de la simpatía que siempre la ha caracterizado para posar ante las cámaras en el evento de presentación de Oh My Gol, un evento que combinará música y deporte. La vasca estaba invitada junto a Marc Bartra, otro deportista que ha visto cómo su vida personal ocupaba decenas de titulares, tras su separación de Melissa Jiménez. Cid, que ahora ha orientado su carrera al mundo de la actuación, se ha convertido en la protagonista involuntaria de la actualidad debido a que su ex marido, Christian Gálvez, con el que formó una de las parejas más solidas del panorama, ha empezado una relación con su compañera de cadena Patria Pardo. Desde que anunciaron su noviazgo, las demostraciones de amor son de lo más efusivas y continuas. Por su parte, Cid trata de recomponer su realidad mientras ve como la persona con la que compartió su vida ha pasado página y hace alarde de ello. Desde luego, no es trago de buen gusto para nadie.

Artículo recomendado

Almudena Cid obligada a decir adiós a su mayor medicina tras su ruptura con Christian Gálvez

Almudena Cid obligada a decir adiós a su mayor medicina tras su ruptura con Christian Gálvez

La ex deportista ha estado hasta hace un par de semanas representando en Madrid la obra ‘Una historia de amor’, que fue su refugio en los momentos más duros de la separación y posterior inicio de nueva relación de Christian. “Gracias. Solo puedo daros las gracias por cada noche compartida sobre el escenario. No solo me siento apoyada, también reforzada y valorada a vuestro lado. Sois mi refugio”, dedicó a sus compañeros. Ahora toca pensar en nuevos proyectos que la ilusionen.

Almudena Cid

Tras dejar la casa que fue el hogar del malogrado matrimonio, Almudena Cid ha encontrado un nuevo hogar para ella sola, donde parece estar muy contenta. Ya la hemos visto colgar fotografías y grabar stories desde algunas de las estancias de este coqueto piso y se muestra con ganas, “mi vida ya en mí”; la hemos visto escribir al respecto.

A pesar de que sí quiso posar en el photocall para los fotógrafos, en el último momento, Almundena Cid decidió que no estaba preparada para contestar a los reporteros y se escabulló para no atender a las preguntas de la prensa, que solo deseaba saber cómo se encontraba. Al llegar a casa, eso sí, contó en sus redes sociales que “se había sentido muy arropada”.