La familia de Álex Lequio está haciendo frente aun verano muy duro después de que falleciera el pasado 13 de mayo tras una larga lucha contra la enfermedad. Ana Obregón y sus seres queridos han puesto rumbo a Mallorca para pasar unos días de descanso en el que fue el refugio del joven durante toda su vida. Allí pasó las vacaciones año tras año y ahora todos sus allegados viven con dolor su ausencia en ese lugar.

Artículo relacionado

Entre las personas que no faltaban año tras años en ‘El Manantial’, la segunda casa de Ana Obregón, se encuentra Celia Vega-Penichet, con quien Álex tenía una relación muy especial. Fue el padre de la actriz quien construyó en los años setenta la vivienda, en la que se refugiaba toda la familia al completo, incluida la hija de Celia García-Obregón.

Por lo tanto, los primos pasaron todos sus veranos juntos. Con la misma edad, se convirtieron en los mejores compañeros de juegos que perduró a lo largo de los años. Unos días que Celia ha querido recordar este miércoles 28 de julio en su cuenta de Instagram. Muy nostálgica, la joven ha echado la vista atrás para tener presente cómo eran sus vacaciones con su primo

Celia Álex Lequio
Instagram/ @thegocvp

En concreto, Celia ha compartido una bonita fotografía en la sección de ‘stories’ de su perfil de Instagram en la que aparece junto a su primo Álex Lequio cuando apenas tenían unos años de edad. En la bonita fotografía, ambos aparecen sentados en un taburete al lado de la piscina que hay en ‘El Manatial’. “Los recuerdos son para siempre”, ha escrito la joven junto a la instantánea.

Artículo relacionado

Una fotografía con la que Celia ha dejado claro que no podría echar más de menos a su primo en el que es el primer verano sin él. Unos días de descanso en los que la joven seguro que se convierte en uno de los grandes apoyos de su tía en estos duros momentos.