Adara Molinero está disfrutando al máximo de su relación con Rodri.La pareja lleva ya unos meses de relación y por fin se sienten cómodos para mostrar su amor en redes sociales. En los últimos días han dado buena cuenta de lo bien que se lo han pasado en su viaje a Grecia y de lo enamorados que están. Eso sí, la ganadora de ‘GH VIP 7’ tiene muy claro cómo quiere llevar su relación con el que fuera novio de Bea Retamal. Adara ha aprendido mucho de lo que vivió durante su relación con Hugo Sierra, y su fracaso con el uruguayo ha hecho que tenga claro por qué situaciones no quiere volver a pasar.

Artículo relacionado

Si algo caracterizó el noviazgo de Adara y Hugo fue la rapidez con la que vivieron las diferentes etapas por las que pasaron. Al poco de comenzar su relación la ganadora de ‘Gran Hermano’ se quedó embarazada del pequeño Martín y no dudó en trasladarse a vivir a Palma de Mallorca para vivir junto a su por entonces novio. Cuando no había pasado ni un año desde que dio a luz, Adara entró en el ‘reality’ y su relación con Gianmarco fue el detonante de su ruptura con el uruguayo. Así que ahora tiene clarísimo que con Rodri quiere ir con pies de plomo. La hija de Elena Rodríguez ha respondido a las preguntas de sus seguidores y ha dejado ver que sus planes de futuro son muy distintos a los que llevó a cabo con el padre de su pequeño.

Adara Molinero

Una de las cuestiones que ha resuelto es si quiere ser madre de nuevo.Ella ha dicho que “en principio no quiero pero nunca se sabe”. A la pregunta de si se va a ir a vivir pronto con Rodri ha contestado con una valiosa reflexión: “Si algo he aprendido es que correr no es bueno. Vivir juntos de momento no pero nos vemos casi todos los días”. Ha asegurado que no se arrepiente de cosas que ha hecho en el pasado pero que hoy en día las haría de forma diferente, y este es un claro ejemplo. Y sobre si es feliz ha dicho que “creo que empiezo a serlo. Todavía estoy asimilando los cambios. Estoy adaptándome y construyendo mi nueva vida”.