El pasado miércoles, 22 de junio, 'Pasapalabra' renovó su plantel de invitados. Entre ellos estaba Santi Alverú, el único colaborador de 'Zapeando' que aún no había pasado por el concurso. El cómico había pedido en varias ocasiones, a través de sus redes sociales, acudir al programa de Roberto Leal. "¿Por qué no venías?", le preguntó el presentador a Alverú tras darle la bienvenida a 'Pasapalabra'. "Creo que alguien me estaba haciendo bloqueo, no quiero decir nada", respondió. Ese alguien era ¿Dani Mateo?

Artículo recomendado

¿Dónde está Dani Mateo? El cómico se ausenta de 'Zapeando' y 'El intermedio'

¿Dónde está Dani Mateo? El cómico se ausenta de 'Zapeando' y 'El intermedio'

"Dani Mateo no ha venido. ¿Qué le pasa a Dani Mateo con 'Pasapalabra'?", preguntó sin rodeos Roberto Leal. A lo que Santi Alverú respondió: "Miedo. Hay que pensar en este programa, Roberto. Es un programa de listos". Ante esto, Roberto Leal se dirigió a cámara para hacer "un llamamiento". "Dani Mateo, estás invitado, te trataremos bien. Yo he ido a Zapeando muchas veces y tú todavía no has venido por aquí. Tampoco pasa nada, podemos seguir siendo amigos, pero esas cosas se quedan dentro", dijo el sevillano.

Esther Arroyo interrumpió el mensaje para apoyar a Dani Mateo y pedir al programa que la invitaran a ella cuando el cómico se decidiera a venir. Apenas unas horas después, Mateo contestaba a través de su perfil de Twitter. "Solo exijo que esté Esther Arroyo y que no me esté Santi Alverú. A poder ser, que no esté ni en Madrid. En cuanto me recupere voy a veros", escribió el cómico.

Unos invitados de lujo

A Santi Alverú y Esther Arroyo se sumaron Javier Collado y Cecilia Gómez. El actor acudió para hablar, entre otras cosas, de su papel en 'Heridas'. La bailaora reaparecía en televisión después de una época complicada en la que ha tenido que hacer frente a los problemas físicos que la han obligado a bajarse de los escenarios. Parece haber encontrado en las redes sociales un cómplice para próximos proyectos, aunque tiene claro que no quiere alejarse (demasiado) de los escenarios.