Hace diez años, en 2011, Jonathan Destin tenía solo 16 años. Su situación en el instituto no era fácil. Sufría acoso escolar, algo que provocó que intentara suicidarse. Su entorno se preguntaba qué es lo que le había llevado a tomar esa decisión, mientras Destin luchaba en el hospital por sobrevivir. Tras tres meses en coma inducido, lo consiguió. Ahora, este joven francés quiere contar su historia para evitar que se repita.

El día que quemé mi corazón

'El día que quemé mi corazón' fue vista por 6 millones de espectadores en Francia

Atresmedia

Destin, tras varios años de recuperación, se ha convertido en un escritor y activista frente al acoso escolar. Plasmó su historia en el libro 'El día que quemé mi corazón' para concienciar sobre el bullying en las aulas, vivencias que se han llevado a la gran pantalla bajo el mismo nombre en un formato de miniserie de dos capítulos. Esta noche se emite en Antena 3 y ya está disponible en AtresPlayer Premium. Después de la emisión de la cinta, en Antena 3, emitirá un programa especial sobre el bullying: 'Acoso escolar. También es tu historia'. Estará conducido por Mónica Carrillo, quien entrevistará a Jonathan Destin.

Un historia estremecedora

"Todo empezó cuando tenía 10 años. Durante 6 años, me acosaron en la escuela. Me pegaban, me intimidaban, me decían que matarían a mis padres", cuenta Destin en su libro. Sus compañeros de clase se burlaban de él y le amenazaban. Durante años, él no contó nada de lo que le estaba pasando. "Durante 6 años, no se lo dije a nadie. Estaba demasiado avergonzado. Tenía demasiado miedo", añade. Los adultos de su entorno no fueron de ayuda, ya que insistían en que se trataba de algo normal. No detectaron lo que realmente estaba sucediendo.

El día que quemé mi corazón

Destin relata sus vivencias en 'El día que quemé mi corazón'

Atresmedia

'El día que quemé mi corazón' se convirtió en un fenómeno de masas en Francia. Su emisión fue seguida por más de 6,29 millones de espectadores. Su visionado está recomendado, sobre todo por los adolescentes. La película busca a aquellos que se puedan verse identificados, pero también sirve de ayuda para que los adultos puedan detectar este tipo de situaciones y buscarles solución.