¡Te has hecho famoso!
Los que te paran por la calle y te piden autógrafos porque sales en ‘Maestros de la costura’ quizás no conocen tu larga y sólida carrera de modista. Tu ropa ha estado presente en los acontecimientos sociales más importantes del país, vistes a reinas y princesas. Sí, pero…

Yo me quedo con tu imagen de camarada fiel, esa fotografía emocionante en los juzgados de Palma apoyando a la infanta Cristina en su particular vía crucis. Con tu mochila cargada de libros y tu aspecto de franciscano austero, tu figura solitaria en esa sala vacía tenía más dignidad que todos esos cortesanos que antes peloteaban a los duques de Palma y ahora les vuelven la espalda como si estuvieran apestados. Ese es mi Lorenzo. Inmenso talento, inmensa calidad humana.