Raquel Bollo está esplendida. El verano es para ella una de las mejores estaciones del año y está aprovechando al máximo cada planazo. Hace pocos días, la excolaboradora de Sálvame acudía al Starlite, el famoso festival de música de Marbella con uno de sus mejores look hasta la fecha: un vestido negro con efecto estilizador con el que ha arrasado en la Costa del Sol. La madre de Manuel Cortés cuida hasta el más mínimo detalle de sus outfits y, por si fuera poco, ha confesado públicamente cuál es su truco para conservarse así de estupenda.

Artículo relacionado

Tras su salida de Mediaset, Raquel Bollo ha encontrado un auténtico filón en las redes sociales. La ex de Chiquetete es muy activa en su perfil de Instagram, lugar en el que no deja de mostrar tips de belleza, como por ejemplo, el pintalabios antiedad que usa para rejuvenecer su rostro de la más sencilla posible. Por si esto fuera poco, la extertualiana ha hecho público a través de un preguntas y respuesta en 'stories' su rutina para mantenerse en forma. Además, ha confesado que es fan de los retoques.

"Me intento cuidar llevando una buena nutrición, hago deporte y me hago tratamientos en mis clínicas de bellezas en Madrid y Sevilla", ha asegurado Raquel Bollo orgullosa del cambio vital y físico que ha experimentado con el paso de los años. Eso sí, la medicina estética ha sido una de sus mayores aliadas.

Artículo relacionado

A la exconcursante de Gran Hermano VIP 4 le encantan los retoques y al igual que sus excompañeras de trabajo, María Patiño y Gema López, se ha sometido a unos cuantos: la criolipolisis, una técnica que elimina la grasa del cuerpo a golpe de frío sin necesidad de cirugía y un combo de bótox y vitaminas que estimulan la producción de colágeno y así conseguir un rostro mucho más luminoso.