Estas últimas semanas los planes de belleza han ido en aumento, sacando nuestra versión más profesional dentro de diferentes tareas. Por fin tenemos tiempo para aprender a maquillarnos como profesionales gracias a los tutoriales de algunas celebrities y gurús de belleza, al igual que hemos aprendido (de una vez por todas) cómo podemos cortarnos el flequillo sin trasquilones de por medio. Pero, hay otro drama capilar que está persiguiendo a muchas, y que no saben como solucionar por si mismas: las raíces.

Artículo relacionado

Ese incómodo momento en el que empieza a salir tu color natural y no puedes ir a tu salón de belleza de confianza, y solo te queda confiar en tus propios dotes de estética. Que, sinceramente, no te fías mucho. Y, si hay una celebrity a la que envidiamos su melena esa es Jennifer Aniston. La actriz siempre sabe los trucos perfectos para llevar el pelo brillante y sano, y para conseguir justo el color que estaba buscando. ¿Su secreto? El colorista Michael Canalé, uno de los más conocidos de Hollywood.

Jennifer Aniston
Gtres

El experto en color ha confesado al portal Page Six las claves que les da a todas las famosas para solucionar este problema durante la cuarentena. Para ellas, tiene unas fórmulas exactas para que puedan hacer sus retoques y consigan el color exacto. Pero, ¿cómo hacemos las que no tenemos esa fórmula mágica? Michael también tiene la respuesta.

"Compre los tintes en caja que se venden en los supermercados y use una fórmula semipermanente hasta que reabran los salones de belleza. Olvídese del gris y juegue con los reflejos caoba, diviértase sabiendo que no es permanente. Y luego tus profesionales de confianza podrán seguir donde lo dejaron", aconseja.

Y si no sabes qué color exacto se asemeja a tu base, recomienda optar por una base de color natural o dos tonos por debajo de la raíz. La razón es que este tipo de coloración la coge de una manera distinta. Por ejemplo, si normalmente utilizas un castaño, escoge un rubio claro.

En cuanto a su cuidado, el colorista aconseja"agregar unas gotas de aceite de argán en su acondicionador habitual" para tenerlo más suave y sedoso.