Kim Kardashian

Estas semanas en casa nos están sirviendo para recuperar viejos hábitos, para volver a incluir la rutina deportiva en nuestra vida, y para organizar más que nunca nuestro armario y tocador. Pero, también es un buen momento para intentar perfeccionar nuestras técnicas de maquillaje de una vez por todas. Ponernos al día de todos esos tutoriales que nos enseñan los maquillajes más favorecedores, o en clave de tendencia. Y, por supuesto, Kim Kardashian también ha querido contribuir mostrándonos el paso a paso de un maquillaje ahumado de ojos.

Artículo relacionado

Para ello ha contado con la ayuda del maquillador Mario Dedivanivic, compartiendo un video tutorial a través de su firma de maquillaje KKW Beauty, donde van enseñando cómo lograr este look de belleza tan versátil y atemporal, que tanto lleva la celeb. ¿Qué necesitas? Una paleta de sombras con varias intensidades. Tú escoges el color, y nosotros te mostramos la fórmula infalible.

Kim escoge una paleta de tonalidades marrones para este tutorial, que se divide en los siguientes pasos:

  • Escoge una tonalidad nude de la paleta, para empezar con el ahumado. Este color nos servirá de base para el resto de maquillaje ahumado, aplicándolo sobre la parte central del párpado a pequeños toquecitos.
  • Para empezar con las sombras, cambia de pincel y escoge una tonalidad más oscura. Este color irá en la parte exterior del párpado, en forma de C, para marcar la cuenca del ojo, también a pequeños toquecitos, para que quede sutil.
  • Difumina estas dos partes para que queden bien complementadas, y sin parches, en horizontal, de fuera para dentro.
  • Con este mismo color oscuro, pero con un pincel más fino, hacemos el mismo proceso pero en la zona del lagrimal. Que luego difuminaras mucho más delicadamente para no extenderlo hacia la parte central.
  • Aplicar un eyeliner superior, justo por encima de la línea del ojo y que vaya desde el inicio del lagrimal, hasta el final. Un trazo fino, y negro, que difuminaremos más tarde con una brocha esponjosa.
  • En la parte inferior, aplicaremos una línea de agua que vaya por dentro del ojo, y que enmarque aún más la mirada, y otra línea que vaya por fuera y que rodee, y que más tarde se difuminará con una brocha e incluyendo el mismo color de las sombras principales.
  • El último paso, que concluirá con este maquillaje y que potenciara ese efecto de luz y sombra será el iluminador. Este irá aplicado en las zonas del lagrimal, el arco de la ceja y en el centro del párpado.