Depilación láser
@sincerelyjules

¿Se puede empezar un tratamiento de depilación láser en verano? ¿Es compatible una piel bronceada con la depilación láser? Estas son algunas de las dudas más repetidas en relación con este tipo de depilación cuando llega la época estival, y son muchas las falsas creencias sobre que en estos meses debemos olvidarnos de ella.

Artículo recomendado

Trucos para multiplicar los efectos de tu mascarilla en el pelo este verano

Trucos para multiplicar los efectos de tu mascarilla en el pelo este verano

Los profesionales de Centros Ideal nos proponen una serie de consejos que nos permiten seguir con la rutina de depilación láser mientras cuidamos de nuestra piel y la mantenemos perfecta en el verano.

  • No tomes el sol la semana previa y posterior a hacerte el láser.

Es conveniente que, si tenemos previsto tener una sesión de depilación láser, dejemos que la piel vuelva a su tonalidad normal después de la exposición. Tras el tratamiento, la piel puede quedar un poco irritada y por ello debemos evitar tomar el sol hasta que vuelva a su estado original.

  • Exfolia tu piel.

Aunque es un protocolo que se debería seguir durante todo el año, es muy importante mantenerlo a raya mientras dure el tratamiento. Eliminar las células muertas y evitar la foliculitis en distintas partes de cuerpo, nos ayudará a mantener un bronceado uniforme y una piel mucho más bonita. Además, en una piel libre de células muertas las cremas hidratantes penetran mejor, un requisito imprescindible para la depilación láser.

  • No te olvides de una correcta hidratación.

Cuando llegan las altas temperaturas y el calor propio de los meses de verano, las zonas más expuestas como piernas, escote, brazos o rostro pueden presentar cierta deshidratación. Por eso es tan importante hidratar bien la piel para que, cuando se haga el uso del láser y el calor que este desprende, la piel no se resienta. Los días posteriores, es importante mantenerlo para tratar esa leve irritación y sequedad que suele aparecer y para conseguir acelerar la recuperación.

  • Usa siempre protector solar.

Es el mantra diario para mantener la piel en condiciones óptimas. El uso continuado de protector solar en las zonas que quedan expuestas es imprescindible para evitar riesgos, especialmente después de la depilación donde la piel está más sensible. Así, ayudaremos a la prevención de manchas y marcas no deseadas.