Ya no hay marcha atrás. Hace apenas 10 días, Ana Boyer confesaba a todos sus seguidores que era el momento de hacerse un cambio de look radical pero no ha sido hasta ahora cuando la joven ha desvelado el resultado de su paso por la peluquería. La joven ha lucido la misma melena casi desde que la conocemos, una cabellera larga y natural, muy bien cuidada que ya es cosa del pasado.

La hija de Isabel Preysler ha cortado por lo sano y ha estrenado el corte de la temporada: un 'long bob', práctico y cómodo para evitar, entre otras cosas, los tirones de pelo del pequeño Miguel, que está a punto de cumplir 8 meses. Y es que este corte de pelo ha sido definido de manera popular como el "mom hair" y es que no es nada nuevo que muchas madres decidan refrescar su imagen con un corte de pelo importante para que sea más rápido y sencillo mantener su cabello ideal y poder dedicar más tiempo al cuidado de los más pequeños.

Artículo relacionado

Ana Boyer

De esta manera, Ana se suma a la tendencia de 2019 que ya habían acogido otras caras conocidas como Paula Echevarría, que está encantada con su nueva imagen, Nagore Robles o Jennifer López, entre otras. Se trata de un estilo muy similar al que luce su hermana Tamara Falcó, que desde hace tiempo se decantó por el mismo corte.

No cabe duda de que Ana está viviendo uno de los mejores momentos de su vida y mucha culpa de eso la tienen su hijo y su marido, Fernando Verdasco. La joven tomó una decisión muy importante por amor y lo dejó todo para seguir los pasos del tenista. Hoy, viven a caballo entre España y Dubái y es habitual verles compartir a través de las redes sociales sus momentos más familiares.