Detrás de esa apariencia de mujer fuerte con sonrisa inquebrantable se esconde la realidad de Yolanda Ramos. Hace apenas unos días, la actriz se armaba de valor y anunciaba en medio de una entrevista en la Cadena SER que tomaba pastillas antidepresivas. La cómica echaba la vista atrás y recordaba como durante su infancia había demasiadas cosas que le hacían infeliz: "Fui una niña muy sensible artísticamente hablando. Me hacía infeliz ver que mis padres no se llevaban bien, el ruido de los coches, la luz fluorescente...", una situación que tuvo que atajar de forma radical: "Me tomo pastillas antidepresivas para no estar siempre así porque si no no lo aguantas (...) Yo no era feliz así", sentenciaba en un alarde de sinceridad.

Artículo relacionado

De esta situación ha hablado durante el estreno de la película 'Fuimos canciones', de Netflix. Yolanda Ramos confiesa que todavía es un tema que le cuesta tratar "cuando lo estoy diciendo me encanta, pero cuando lo veo escrito parezco la pupas", decía con el humor que le caracteriza. La actriz, de 53 años, reconoce que ha sido un enorme acto de generosidad por su parte contar "algo tan íntimo" y no ha tenido reparos en hablar de un tema tabú como es el de la salud mental: "Mucha gente muere de depresión", afirmaba.

A pesar de haber aprendido a vivir en esta situación, Yolanda se considera una mujer afortunada por recibir tras cada función el cariño del público: "Me he comprado una casa muy humilde en Cádiz y se lo debo a la gente que me ve y me aplaude. Soy incapaz de engañar a la gente que me ha dado esa casa", explicaba con el corazón en la mano.

¿Cómo se lo pasó en la boda de Elena Furiase?¿Cómo está Rocío Carrasco? Yolanda Ramos responde a TODO. ¡Dale al PLAY!