Al contrario que le ha sucedido a María Patiño, Emma García sí que ha conseguido llegar a su puesto de trabajo. La presentadora ha estado esta tarde al frente de ‘Viva la Vida’ en un programa que ha estado marcado por la borrasca Filomena. En el plató solo ha contado con José Antonio Avilés y Juan Luis Galiacho como colaboradores, mientras que el resto no ha podido llegar. La presentadora ha relatado el mal trago que ha pasado hasta que ha logrado llegar a las instalaciones de Mediaset y ha contado la determinación que ha tomado para no volver a pasarlo así de mal.

Artículo relacionado

“He venido en coche, no en metro, y yo me quedo aquí a dormir”,ha dicho Emma García asegurando que esta noche no piensa volver a su casa. De esta forma se asegura que mañana puede presentar el programa y que no vuelve a pasar la odisea por la que ha pasado hoy. La presentadora ha asegurado que llegar hasta Mediaset “ha sido complicado porque no pasaba ni un coche. No se veía la carretera, no había quitanieves. Me he encontrado muchas ramas y árboles caídos”. Pero esto no ha sido todo. Durante el trayecto que Emma ha hecho junto a su marido Aitor, se han encontrado con otros obstáculos.

Emma García

Emma García lo ha pasado fatal para llegar a Mediaset.

Telecinco

Emma García ha revelado que para lograr llegar al trabajo “hemos venido por dirección contraria todo el camino”. Esta ha sido la única fórmula que ha encontrado para estar esta tarde en su plató. Además ha contado que durante el trayecto “nos hemos encontrado con muchas personas que veían el coche y no se quitaban”. Tan mal lo ha pasado que “cuando he llegado aquí he respirado con un dolor de estómago y el corazón encogido”. Una situación que no le ha gustado en absoluto y por la que no piensa volver a pasar mañana domingo.