Los últimos días están siendo de lo más turbulentos para Irene Rosales y Kiko Rivera. Lejos quedan ya los momento de relax y desconexión de las vacaciones, durante las que fueron inseparables y en las que disfrutaron de instantes para el recuerdo junto a sus hijas Ana y Carlota. La pareja ya está inmersa en su vuelta a la rutina. Las pequeñas han vuelto al colegio, Irene está pendiente de ellas en todo momento y el DJ ha retomado sus compromisos profesionales. Pero esa calma de la que hacían gala ha cambiado con la llegada del inicio del curso porque han tenido que ver cómo han saltado los rumores de crisis entre ellos.

Artículo relacionado

Por enésima vez, Kiko Rivera e Irene Rosales se enfrentan a una situación de lo más desagradable. Sobre el hijo de Isabel Pantoja planean comentarios sobre una posible infidelidad a su mujer y sobre una supuesta recaída en sus adicciones. El DJ ha reaparecido hoy después de días repletos de comentarios que no le hacen ninguna gracia. Kiko Rivera ha llegado al aeropuerto y allí le esperaban las preguntas sobre la situación actual que está viviendo junto a su mujer. Con su expresión, el hijo de Isabel Pantoja lo ha dicho todo sobre lo harto que está en estos momentos. Si quieres ver la cara que ha puesto y los gestos que ha tenido para enfrentarse a esta situación… ¡Dale al play!

Muy diferente ha sido la actitud de Irene Rosales esta misma mañana. La mujer de Kiko Rivera sí que se ha pronunciado al respecto de la situación. Tras semanas muy intensas, ha querido dejar claro en qué situación se encuentran ella y su marido. Con sus palabras, la excolaboradora también ha dejado ver que está agotada con temas como estos que no traen nada positivo ni para ella ni para su familia.