Victoria Beckham ha vuelto a Madrid. Al país donde vivió durante las temporadas que su marido David Beckham fue jugador del real Madrid y país que la vio tocar la cima del éxito siendo mucho más que una integrante de las Spice Girls.

Artículo relacionado

Ha sido la absoluta protagonista de la alfombra roja organizada por una conocida publicación de moda. Ha estado esplendida y no ha perdido en ningún momento la sonrisa. No dudo en contestar a todas las preguntas que se le hicieron y en mostrar su ilusión por estar de nuevo en la capital “Estoy muy feliz de estar de vuelta, estoy muy emocionada, fue mi casa durante mucho tiempo y es genial poder volver”.

Dice sentirse aquí como en casa: “España es mi segunda casa, estuvimos mucho tiempo aquí, tengo muchos amigos y conozco a gente muy divertida cuando vuelvo a España. Es como volver a casa”. Tanto es así que el evento tuvo lugar en el mismo hotel donde ella estuvo viviendo durante seis meses.

Pero no fue la única que brilló en esta noche de moda. Rosanna Zannetti fue otra de las protagonistas indiscutibles, pues fue su primera aparición desde que anunciara su boda con David Bisbal. Explicó que el momento de la pedida fue “perfecto e íntimo” y que todavía no tienen claro donde van a celebrarlo, ni siquiera la fecha concreta. Es más, afirma que se lo van a tomar con mucha calma, que no ha empezado a mirar absolutamente nada,;el vestido, que suele ser la mayor ilusión de la novia, tampoco.

El modelo Juan Betancourt, que a un evento de moda nunca falta, ha hablado por primera vez de sus suegros, y es que, si antes ya era evidente su relación con Rocío Crusset, desde que Carlos Herrera subió una foto de ambos en perfecta armonía se ha convertido además de evidente en confirmadísima. Por ello no duda en afirmar que “tanto Mariló como Carlos son un encanto de personas. Me tratan muy bien”.