Taylor Swift cumple hoy 26 años, pero lo celebró por adelantado y lo hizo a lo grande. Al parecer, se ha gastado un millón de dólares (más de 900.000 euros) en la fiesta: para ello alquiló una mansión en la isla Hamilton, en plena barrera del coral australiana, y pagó el desplazamiento de su familia, equipo y amigos -unas 125 personas en total- hasta ese lugar, según desveló una fuente cercana a la revista Closer.

"Taylor alquiló jets privados para traer a sus amigos desde Los Ángeles y Nueva York. Invitó a su familia, quienes llegaron para el final de la gira, y a Ed Sheeran. Traer a todo los invitados desde distintas partes del mundo le ha costado 500.000 dólares además de alquilar la mansión privada de la Isla Hamilton por 25.700 dólares, contratar al catering privado de Los Ángeles y Nueva York por 250.000 y comprar una tarta de cumpleaños por 20.000. Taylor quería una fiesta para recordar", explicó la citada fuente. Y no es la única fiesta de cumpleaños que piensa organizar, ya que está pensando en una súper-mega-fiesta de pijamas para cuando regrese a Estados Unidos.

"Hoy empieza mi año número 26 de volverme loca por las cosas", ha escrito en su Instagram, junto a una foto de ella de niña con cara de sorpresa.

 

 

Today I begin my 26th year of freaking out over stuff.

Una foto publicada por Taylor Swift (@taylorswift) el

Artículo relacionado

Taylor agradeció en las redes sociales las numerosas muestras de cariño que ha recibido en el día de hoy. Además, tiene otro motivo de celebración y es que su disco '1989' ha recibido siete nominaciones a los Grammy, premios en los que parte como una de las grandes favoritas.