Todos los concursantes de ‘Supervivientes’ suelen coincidir en que es un reality que marca. La vuelta a la vida normal tras el programa es algo que no suele resultarles un paso sencillo. Tanto tiempo durmiendo al aire libre, sin comodidades y buscando su propia comida hace que, luego, sean muchos los exconcursantes a los que les cuesta adaptarse a la rutina que tenían antes del reality. Es lo que le ha pasado a José Antonio Avilés, que el pasado martes habló con Carlos Sobera de su paso por el programa.

Artículo relacionado

José Antonio Avilés aseguró que además de su notable cambio físico, su experiencia en ‘Supervivientes 2020’ también le había cambiado de otra forma. “Me ha ayudado a vaciarme y empezar de cero”, expresó en su entrevista con Carlos Sobera. José Antonio Avilés contó cómo había sido su vuelta a España y desveló una secuela que le había dejado su paso por el programa. "No he sido capaz de dormir en la cama, echo de menos dormir en la arena”, le confesó José Antonio Avilés a Carlos Sobera en ‘Supervivientes: Conexión Honduras’. El exconcursante aseguraba que echaba de menos el ruido del mar para relajarse y dormir.

Esa secuela que mencionó Avilés es muy común entre los exconcursantes de ‘Supervivientes’. Recientemente Alba Carrillo, que participó en la edición de 2017, recordaba en ‘Ya es mediodía’ su paso por el reality y contaba que a su vuelta de la isla le costaba dormir en la cama. “Dormía en el suelo con el cojín. De hecho, hasta cambié de colchón. Me tuve que poner uno muy duro”, aseguró en el programa en el que colabora como tertuliana.

Por su parte Albert Álvarez, finalista de ‘Supervivientes 2019’, dio un testimonio muy parecido al de José Antonio Avilés y Alba Carrillo. El exconcursante contó en una entrevista en Lecturas que a su regreso del reality tuvo incluso que dormir en el suelo porque "no estaba cómodo en el colchón”.