Si bien volver a recuperar la salud es en lo que tiene que concentrarse Isabel Pantoja, después de verse obligada a abandonar 'Supervivientes', lo cierto es que no va a tener tregua cuando pise nuevamente nuestro país. La tonadillera se va a encontrar en una tesitura peliaguda debido a los asuntos pendientes que va a tener que resolver rápidamente. Y sin excusas ni mohínes que valgan.

Quizás, el 'duelo' que más morbo da es que, por fin, va a encontrarse cara a cara con Jorge Javier Vázquez. La artista y el presentador han hecho gala de un gran talante durante las conexiones en directo en pro del espectáculo. Asimismo, antes de que viajara a Honduras, ambos mantuvieron una breve conversación telefónica con la que limaban asperezas. Unas tensiones que, recordemos, nacieron a raíz de las maliciosas indirectas de la Pantoja hacia Jorge en aquella histórica aparición de la cantante en 'El Hormiguero', que no solo abrió heridas, sino que desencadenó una guerra abierta de fuertes reproches. Este jueves, en plató sería su primer cara a cara televisivo compartiendo mismo espacio después de años.

Artículo relacionado

Pero no es el único enfrentamiento que le espera a Isabel Pantoja en la próxima gala. Desde que fueron expulsados por la audiencia, Carlos Lozano y Colate, que han sido los concursantes que más la han desquiciado en la isla, se han encargado de socavar la imagen de la tonadillera durante el reality. De su boca han salido las acusaciones más duras y, sin cortarse, han llegado a señalar trato de favor hacia Isabel e incluso declarar que su salida estaba "pactada".

¿Y cómo se va a tomar la Pantoja la lucha cainita que mantienen sus hijos Isa y Kiko? Los hermanos han dejado en un segundo plano la defensa a su madre debido a los reproches que se han dedicado en plató. No cabe duda de que la de 'Marinero de luces' va a tener que poner paz entre ellos, ya sea con mano izquierda o con sus armas como mediadora, pues es una situación que se alarga demasiado en el tiempo y seguro que quiere pasar su cumpleaños, el próximo 2 de agosto, en absoluta armonía.

Otro de los asuntos pendientes lo protagoniza Chelo García-Cortés. La isla había reparado su amistad maltrecha, y la tonadillera afirmaba haberla perdonado. Ya en casa, deberá demostrar que sus palabras eran sinceras o solo era una cuestión de estrategia.