Lejos de esconderse, Sara Carbonero e Iker Casillas siguen adelante con sus vidas por separado. La ya expareja está inevitablemente en el foco de interés después de confirmar su ruptura "de mutuo acuerdo" a través de un comunicado en común en el que dejaron claro que aunque su amor tomaba caminos diferentes siempre permanecerá entre ellos "el respeto, el afecto y la amistad".

Después de un fin de semana en el que Sara Carbonero se ha dejado ver junto a sus hijos y el exfutbolista ponía tierra de por medio y se trasladaba a Sevilla, este lunes ambos retomaban sus compromisos profesionales en la capital. Los protagonistas quieren dar normalidad a esta situación que no ha pillado por sorpresa a su entorno más íntimo y es que la pareja lleva viviendo separados desde hace meses.

Artículo relacionado

Sara Carbonero era la encargada de llevar a sus dos hijos al colegio y tras una mañana tranquila se dirigía a su puesto de trabajo en Radio Marca, un trabajo que se ha convertido en un auténtico refugio para ella. Con gesto serio, la periodista entraba al edificio sin querer dar declaraciones al respecto. ¡Dale al PLAY!

Sara Carbonero

Sara Carbonero no descuida su lado más solidario

Instagram @saracarbonero

Esta etapa se está dibujando como una "segunda" ruptura entre la pareja: la mediática. Aunque tanto Iker como Sara decidieron romper su matrimonio por un desgaste de la relación hace ya bastantes meses, el estallido de la noticia que adelantaba Lecturas en exclusiva está sacando a la luz los motivos reales que les habrían llevado a romper definitivamente, una serie de actitudes que no dejarían en un muy buen lugar al exfutbolista.

A pesar de este trance por el que están pasando, en el caso de periodista, las responsabilidades solidarias no han quedado en un segundo plano. Sara Carbonero se ha sumado a la última campaña de Unicef y se ha enfundado la camiseta en apoyo a los niños y niñas en la guerra de Siria como también lo han hecho otros rostros conocidos como David Bisbal, Sergio Ramos y Pablo Alborán.

Sea como fuere, lo que es una realidad es que la separación entre ellos no ha sido nada dramática y prueba de ello es que Irene Carbonero, hermana de Sara, sigue manteniendo una estrecha relación con su cuñado.