Vale, sí, quedan todavía unos días pero está claro que la Navidad ha llegado. ¿O es que todas esas luces en la calle significan otra cosa? Los famosos también han querido aprovechar los días de puente para comenzar con sus compras. Allí nos hemos encontrado con Rocío Flores Carrasco, acompañando a su tía Gloria Camila, al novio de esta, Kiko, y a Ortega Cano. Una familia de lo más unida -sin la presencia de Rocío Carrasco, claro- preparando la Navidad.

Artículo relacionado

En el fondo, son unas fechas complicadas. La Navidad evidencia, aún sin querer, las ausencias. Es impensable que, pese a las malas relaciones, Rocío Carrasco no se acuerde de sus hijos durante las celebraciones navideñas y viceversa. Con todo, Rocío Flores se encuentra muy integrada y arropada por la familia de su madre. La joven guarda una relación casi de hermanas con su tía Gloria Camila y también con el que fue 'padrastro' de su madre, José Ortega Cano. Con ellos la hemos visto arrancando las fiestas.

Todos juntos han aprovechado el tiempo libre para comenzar con las compras. Son muchos regalos, muchos detalles y hay que empezar pronto, que luego se llena de gente. Las jóvenes, acompañadas de Kiko, el novio de Gloria, han acudido a unos grandes almacenes y se han llevado un televisor, entre otros varios paquetes. ¿Estarán pensando en regalárselo a alguien? ¿O será para instalarlo en el nuevo piso de Gloria y Kiko?

Rocío pasa por un momento difícil debido a la delicada situación que está atravesando su padre, Antonio David. Por una parte, el ex guardia civil, tal y como publicó Lecturas esta semana, no pasa por su mejor momento y todos deben vivir de los ingresos de Olga, su mujer. Y por otra, se encuentra a la espera del enfrentamiento judicial con Rocío Carrasco, algo que, según han comentado sus allegados, le está pasando factura a nivel anímico. No serán unas Navidades fáciles, pero seguro que conseguirán superarlo.