¡No puede más!

Rocío Flores Carrasco confiesa (de forma muy clara) lo que menos le gusta de su novio

La hija de Antonio David y Rocío Carrasco está de viaje con su novio y unos amigos y ya no puede con tanto machaque...

Rocío Flores Carrasco
1 / 8

1 / 8

Rocío Flores Carrasco

2 / 8

Rocío Flores Carrasco. Enamoradísimos

3 / 8

Rocío Flores Carrasco. Dándolo todo

4 / 8

Rocío Flores Carrasco. Contratiempos

5 / 8

Rocío Flores Carrasco. Lo vive, lo disfruta

6 / 8

Rocío Flores Carrasco. ¡El horror!

7 / 8

Rocío Flores Carrasco. Trabajadora

Más Sobre...

Parejas famosos Hijos de famosos Redes sociales famosos Instagram de famosos

16 de agosto de 2018, 11:38 | Actualizado a

Irse de vacaciones con tu pareja también tiene sus contratiempos. Rocío Flores, la hija de Antonio David y Rocío Carrasco, lo está comprobando en carne propia. Por mucho que se lo esté pasando genial y sea uno de los viajes de su vida, la joven está ya al borde de la lagrimita por culpa de uno de los gustos de su pareja. ¡No puede más con tanto trap en el coche! A ella le gusta otro tipo de música y no duda en hacérselo saber. Claro que hay que contentar a todos y, oye, el pobre es el que siempre conduce...

Relacionado con esta noticia

Vacaciones, sí, pero trabajando. Rocío Flores Carrasco ha cogido las maletas -muchísimas maletas- para escaparse unos días junto a su novio y unos amigos y pese a estar pasándoselo estupendamente, le toca continuar trabajando. ¡Es la cruz de los autónomos! Por suerte, tiene la suerte de poder atender sus compromisos profesionales desde entonces tan refrescantes como la playa o la piscina. Al menos, cambia de escenario y puede aprovechar los ratos que tiene libres de la mejor manera posible.

La hija de Rocío Carrasco vive atormentada cada vez que su pareja se empeña en ponerle la música que más le gusta. Ella preferiría algo más bailable, más animadito, que se pudiese arrancar a cantar de vez en cuando, pero nada, le toca esperar pacientemente hasta que termina el trap y luego meter mano en la lista de reproducción. Menos mal que la otra pareja que viaja con ellos parece que comparte gustos con Rocío y pueden hacer frente común.

Su faceta más divertida

Rocío se encontraba con un trolleo máximo al poco de llegar a su destino. Una de sus amigas se arrancaba a contar el problemilla que tiene a la hora de calcular la ropa que va a necesitar y dejaba a la joven muerta de la risa. “Lleva cinco maletas y diez bolsas de plástico”, bromeaba su amiga. “Hay hasta debajo de la cama”. La hija de Antonio David, pese al complicado momento familiar que pasa, tiene un fuerte grupo de amigos que la apoya siempre.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?